El Gremi de Restauració, la Fundació Barcelona Comerç y Barcelona Oberta ha dado por concluida la negociación del decreto de alcaldía pensado para compensar la restricción del 50% que se aplicará a las terrazas, al menos, durante las fases 1 y 2 del plan de desescalada, según han informado este miércoles las tres organizaciones en un comunicado conjunto.

El motivo de esta nueva discrepancia entre ambas partes es que algunas de las principales enmiendas que han presentado los restauradores y comerciantes de la ciudad no han sido aceptadas por el Ejecutivo local. El texto, por lo tanto, no cuenta con su aval.

UN DECRETO CON CRITERIOS "POCO REALISTAS"

“Es una lástima que el principio de acuerdo, que había sido muy bien recibido por el sector y por toda la oposición, no acabe con un documento construido entre todos”, ha lamentado Roger Pallarols, director de la entidad. “No obstante, el consenso se puede construir durante la tramitación de las licencias. El gobierno nos ha extendido la mano en este sentido, cosa que valoramos, ya que tenemos que trabajar juntos”, ha agregado.

“Hemos intentado hacer entender al gobierno que algunos de los criterios que figuran en el decreto son poco realistas y dificultarán la ampliación efectiva de terrazas”. Los nuevos espacios que ganarán los restauradores serán prioritariamente en calzada (carriles de circulación y plazas de estacionamiento), aunque su habilitación no será inmediata y las autorizaciones podrían tardar semanas, sobre todo si se tiene en cuenta que se producirá una punta de peticiones.

EN LAS ACERAS, MEJOR QUE EN LAS CALZADAS

“Para el gobierno esta preferencia por la calzada era una línea roja: hemos cedido y lo hemos aceptado; pero en muchos casos la única forma de ampliar será en acera y confiamos se pueda dar una respuesta positiva, ajustada a las particularidades de cada caso”, ha puntualizado Pallarols.

Por este motivo, pedimos que durante la tramitación de las licencias no se pierda de vista la filosofía del acuerdo: favorecer la reactivación de uno de los motores económicos de la ciudad y facilitar el reencuentro social respetando en todo momento las distancias de seguridad. Las tres entidades gestionaremos las peticiones de ampliación a través de una oficina de atención conjunta“.

"Queremos agradecer públicamente la implicación y el apoyo de los grupos municipales de la oposición y, en concreto, de JxCAT, Ciutadans, PP y BCN pel Canvi. Nos tenemos que marcar como objetivo ampliar todavía más el consenso durante la tramitación de las licencias”, concluye el texto.

CONSENSO EN LA BONIFICACIÓN DE LA TASA

Por otro lado, en lo que al decreto de bonificación de la tasa se refiere, esta cuestión sí ha sido consensuada. No se cobrará por los días de estado de alarma y durante el segundo semestre se aplicará un descuento del 75%. Al mismo tiempo, solo se pagará por las tablas que se instalen de manera efectiva (en el caso de las terrazas ya autorizadas, por la mitad de las mesas).

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.