La ampliación del horario de los bares y restaurantes en Cataluña, que podrán servir cenas a partir del domingo, no está generando una ola de reservas, según una encuesta del Gremi de Restauradores de Barcelona, que augura una recuperación de la actividad muy gradual.

Esta organización ha realizado una encuesta entre sus asociados que les lleva a vaticinar una recuperación del consumo "lenta y progresiva", según ha destacado este jueves en un comunicado.

"Después de seis meses sin servir cenas, la recuperación del horario continuo hasta las 23:00 horas a partir del domingo no parece que vaya a generar la punta de consumo que se había vaticinado", han señalado.

POCAS RESERVAS PARA CENAR

Así, la mayoría de los restauradores encuestados afirma haber recibido pocas reservas para cenar y concentra sus esperanzas en el consumo de la tarde, que también se recupera.

En este contexto, los restauradores son prudentes a la hora de anunciar la reincorporación de trabajadores en ERTE y aseguran que esperarán a ver cómo se comporta el consumo de los ciudadanos o que llevarán a cabo desafectaciones parciales.

"FRENO AL CONSUMO" 

El director del Gremi de Restauración, Roger Pallarols, ha asegurado que "el restaurador encara esta nueva etapa con cautela" y se ha mostrado convencido de que el clima de restricciones sociales "actuará como freno al consumo".

Pallarols prevé una recuperación del sector a dos velocidades, con una menor incidencia en los emplazamientos más turísticos por la poca afluencia de turistas. A su juicio, el Ayuntamiento de Barcelona, la Generalitat y el Gobierno debería trabajar conjuntamente "para salvar el verano", dado que "la restauración no aguantará" otro año más "en blanco". 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.