'Al mal tiempo, buena cara', reza el refrán, pero habría que añadirle 'y al bueno, bolsillo lleno'. Al menos para los restauradores y dueños de locales de ocio nocturno de Barcelona, que prevén doblar su recaudación durante los días del Mobile World Congress (MWC).

En 2018, los asistentes al Mobile se quedaron frustrados con el tiempo que se encontraron en Barcelona: frío, lluvia e, incluso, nieve. Esto limitó el consumo de los congresistas, que facturaron 56 millones de euros en ocio nocturno y restauración. Este año se prevé que se doble la cifra hasta los 117,7 millones de euros.

GASTO POR PERSONA

Según los datos publicados por la Federación Catalana de Asociaciones de Actividades de Restauración y Musicales (FECASARM), el 25% de los  465 millones de euros que está previsto que generen para la ciudad los asistentes y visitantes del Mobile, irán a parar a consumo de bares, restaurantes y locales de ocio nocturno de Barcelona.

El Mobile, que se celebra entre los días 25 y 28 de febrero, tiene confirmada la asistencia de 107.000 congresistas, que tendrán un gasto medio diario de unos 275 euros por persona en restauración y ocio nocturno.

FIN DE SEMANA

"Esperamos que la llegada de asistentes se comience a notar ya este fin de semana, principalmente el sábado por la noche, lo que aumentará considerablemente los beneficios derivados de la celebración del MWC para nuestros locales", ha dicho el presidente de FECASARM, David López.

La riqueza generada por el Mobile provocará también la creación de más de 5.000 puestos de trabajo en el sector de la restauración y el ocio nocturno, aunque serán temporales y durarán los días en los que se celebra el Congreso.

Otro de los sectores beneficiados por la llegada de los asistentes al Mobile es el de la prostitución, que multiplica su trabajo y sus precios durante los días del congreso.