Los repartidores de la compañía Glovo han convocado este jueves la primera huelga nacional en España. Los riders de la empresa se manifestarán simultáneamente en las ciudades de Madrid, Barcelona y Zaragoza en protesta por el algoritmo que estipula sus ritmos de trabajo y contra lo que según ellos son los “falsos autónomos” que trabajan para la compañía.

Los trabajadores de la start up señalan en un comunicado que "el 25 de julio debe ser una fecha para decirles que cobramos tres euros limpios por pedido, que llegamos a esperar una hora por comanda y que sobre todo estamos hartos de ese maldito sistema que no nos deja trabajar”.

CUENTA ALQUILADA

Según avanza Crónica Global, esta concentración llega tres meses después de que los riders protestaran ante el cuartel general de la tecnológica por la muerte del nepalí Pujan Koirala, el joven de 22 años que falleció por accidente de tráfico mientras realizaba un pedido con una cuenta alquilada a un compañero.

La protesta llegará también en plena batalla legal entre Glovo y los repartidores sobre la contratación. Los fundadores de la start up, Oscar Pierre y Sacha Michaud apuntan que los empleados trabajan bajo el régimen de autónomo dependiente, mientras que los segundos aseguran que son falsos autónomos.

MÚLTIPLES CONVOCATORIAS

No es la primera vez que los trabajadores de la compañía organizan protestas. En varias ocasiones se han concentrado pero ninguna ha tenido la dimensión nacional que el personal quiere dar a la movilización de este jueves.

A día de hoy los juzgados de Primera Instancia de varias ciudades de España han dado la razón a la empresa barcelonesa en ocho ocasiones y en seis a los demandantes. En este sentido, hay causas judiciales en marcha en Madrid, Barcelona, Zaragoza y Valencia, que crearán doctrina menor.