188 locales. Éste es el total de establecimientos que se encuentran en una de las vías más atractivas de Barcelona: el Paseo de Gràcia. Con más de un kilómetro de distancia, la milla de oro de la capital catalana cuenta con 132 edificios, de los cuales el 97% son de propiedad privada y el 69% de ellos de un único propietario; y suman un total de 894 pisos.

La calle del lujo sigue siendo el eje prime por excelencia de Barcelona, donde el precio del metro cuadrado para alquilar una vivienda es de 35,5 euros. Si el cliente prefiere adquirir parte de la zona de la arteria deberá abonar, de media, entre 25.000 euros y 30.000 euros por metro cuadrado adueñado.

Vista panorámica del Paseo de Gràcia

Vista panorámica del Paseo de Gràcia con edificios como la Pedrera de Antoni Gaudí

¿QUIÉN CAPITANEA LA ARTERIA?

El 63,8% de la calle está ocupada por la oferta del retail, distribuidos en 120 establecimientos de los 188 que tiene la vía. La moda reina en los principales puntos de lujo del país y en el Paseo de Gràcia no podía ser menos. Hace tres años que el sector copa más del 63% de la calle barcelonesa y la cosmética, por su parte, representa el 3% de los establecimientos abiertos en la arteria, con seis tiendas abiertas.

La restauración es el segundo mayor inquilino de la calle del lujo de la capital catalana. El sector de la hostelería ocupa el 8% del total de locales de la arteria. La diferencia entre la restauración y la moda supera el 50%, siendo el retail el sector con más presencia en Paseo de Gràcia.

LOCALES DISPONIBLES

En 2015 los locales sin ocupar representaban solamente el 0,5% del total de la arteria y este año la cifra ha incrementado hasta el 3,2%. En este sentido, la calle catalana concentra juntamente con el barrio de Salamanca de Madrid el 42% de las compras de lujo que hacen los turistas. En Paseo de Gràcia, 3 de cada 10 euros del total gastados es por los turistas extracomunitarios y con una media de 858 euros de gasto.

En esta línea, el lujo también ha subido al persiana de diferentes establecimientos de la arteria. Compañías como Céline, Isabel Marant Christian Louboutin o Kenzo han decidido apostar por dicha calle para abrir una nueva tienda.

Amancio Ortega, por su parte, es propietario de bloques donde se ubican las sedes de Iberostar y Apple. Además, el gallego también es dueño del edificio del Banco Santander, por el que pagó 45 millones de euros.

En un futuro no muy lejano están dos nuevas operaciones en Paseo de Gràcia: el espacio de la empresa de moda Furest, que lleva más de un año en el mercado en busca de un inquilino, y la macrotienda que tiene pensado abrir Nike, antes ocupada por el Banco Popular, en el número 17 de la vía.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.