¿El precio de la vivienda en Barcelona toca techo? Parece que no. El coste de una residencia de obra nueva y de segunda mano se ha disparado en los últimos años. Desde 2000 hasta hoy, la evolución de los ingresos de una familia y el precio de una vivienda no han ido cogidos de la mano, aunque quieran hacernos creer lo contrario. 

En la capital catalana, los precios han subido un 51,3% desde sus mínimos de la crisis, en 2008, posicionándose así como la segunda ciudad más cara del país, justo por detrás de Madrid. Actualmente el metro cuadrado de una vivienda en la capital catalana ronda los 3.333 euros, mientras que en la capital de España está en 3.449 euros el metro cuadrado. 

SE DISPARAN LOS PRECIOS EN LA PERIFERIA

En ambas ciudades las mayores subidas de precios se están dando en los distritos periféricos, donde los precios no habían incrementando tanto en los últimos años. En este sentido, frente a una subida media interanual del 1,6% en Barcelona, el coste de un piso en Nou Barris se ha disparado un 6,2%, mientras que en Sant Andreu ha crecido un 9,3%. 

El único distrito de la capital catalana que en este primer trimestre de 2019 no ha subido el precio por metro cuadrado ha sido Ciutat Vella, con una bajada del coste del 2,6%. A pesar de la cifra positiva, en Gràcia y en Sant Martí el precio también ha ido al alza, con un incremento del 8,4% y del 6%, respectivamente. 

COMPRAR VS ALQUILAR

La hipoteca media en España se situó en 123.282 euros en el primer trimestre de este año, con una cuota media de 579 euros. En Barcelona el esfuerzo financiero fue superior y alcanzó el 25,8% de la retribución de cada ciudadano. De esta manera, la capital catalana se sitúa como la segunda ciudad con la cuota mensual hipotecaria más elevada de España, justo por detrás de Baleares. 

En Barcelona un 38% de las personas vive de alquiler y en Catalunya la cifra se sitúa en el 37%. Del total de barceloneses encuestados, el 62,7% de ellos apunta que dentro de 10 años su situación económica mejorará y podrán adquirir una vivienda de propiedad. Tal y como avanzó Metrópoli Abierta, la gran lacra que critican de residir en la capital catalana es la “poca oferta que hay y el elevado coste que exigen”, motivo por el cual se les va entre un 20% u n 50% de su sueldo en pagar el arrendamiento.

LOS BARRIOS DE MODA

El distrito de Sarrià-Sant Gervasi es donde más se tarda en vender un piso. Los propietarios de una vivienda en esa zona de la ciudad tardan de media 87 días en saldar un activo, lejos de los 66 días de la media en Barcelona. En los distritos de Gràcia y Sant Martí, por su parte, el tiempo medio para cerrar una venta ha incrementado de los 69 a los 80 días en el primer caso y de los 68 a las 76 en el segundo. Se trata de zonas que aún despiertan el interés de los compradores pero esta intencionalidad choca con la falta de producto atractivo disponible.

Es Sants-Montjuïc el distrito que está al alza en Barcelona. La revalorización del atractivo de los inmuebles en esta zona se debe a su proximidad con el centro y por una cuestión de precios.

Según datos de Habitaclia, el metro cuadrado de la venta en ese distrito estaba en los 3.903,74 euros en junio. La cifra choca con los 5.783,29 euros de Sarrià-Sant Gervasi, los 5,543,67 euros de Les Corts, los 4.838,67 euros de Ciutat Vella o los 4.863,81 euros de Sant Martí. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.