Exterior de una tienda de Óptica Universitaria
Exterior de una tienda de Óptica Universitaria

La plantilla de Óptica Universitaria, con el agua al cuello mientras la empresa gana millones

El comité de empresa critica la falta de personal y las condiciones laborales que sufren los trabajadores y trabajadoras desde hace años

Guardar
Actualizado: 28/06/2022 16:52 h.

La compañía barcelonesa Óptica Universitaria facturó 92 millones de euros en 2020 y el beneficio neto después de impuestos rozó los 12 millones. Ese mismo año la empresa repartió dividendos a los propietarios por valor de 10 millones de euros, una suma casi idéntica a los 9,6 millones que entregó el año anterior.

La sociedad barcelonesa cuenta con unos rocosos fondos propios de 49 millones de euros, que incluyen una prima de emisión de 1,6 millones. Según las últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil, la empresa dedicada a la venta de gafas, lentes de contacto y aparatos para sordos cuenta con 75 centros propios y comercializa en toda España a través de su canal online.

RECORTE DE DERECHOS

Pero, ¿cuál es el secreto del éxito de la compañía? La Representación Legal de los Trabajadores de Óptica Universitaria ha asegurado a Metrópoli que la empresa lleva años apostando por la expansión, pero critican que es “a costa de recortar los derechos de los trabajadores”.

La portavoz del sindicato, en declaraciones con este medio, ha explicado que el convenio detalla las funciones que tiene cada empleado, pero ha criticado que “nos suelen poner rangos inferiores a los que nos corresponden y nos otorgan la categoría que ellos consideran, no la que nos corresponde según convenio”. En este sentido, desde Comisiones Obreras zanjan que “el convenio lleva tiempo bloqueado”.

CONVENIO "BLOQUEADO"

Con el incremento del IPC en el país, desde el sindicato exigen una nueva propuesta salarial. “Pedimos un incremento del 2% el año pasado y de un 4% para este año”. Sin embargo, han aclarado que siempre que piden “una mejora económica o de conciliación”, la respuesta es de “rechazo”.

Sobre la expansión territorial, desde la representación Legal de los Trabajadores de la compañía han defendido la apertura de nuevos locales “pero no a costa de los trabajadores”. “Nos parece fenomenal que abran tiendas nuevas, pero el problema llega cuando no fichan a gente nueva, recolocan a los trabajadores hacia otras tiendas y siempre vamos cortos de empleados”.

“Despidos hay pocos, pero hay mucha rotación”, señalan. “A veces doblamos turnos, nos cambian el horario o debemos cubrir bajas. Es complicado porque tenemos muchos problemas de personal”.

FALTA DE EMPLEADOS

Más allá de la escasez de plantilla y los sueldos “estancados”, desde el sindicato defienden que “hemos propuesto dentro del plan de igualdad un protocolo contra la violencia de género. La mayor parte de la plantilla son mujeres, por lo que era importante establecer un protocolo. Y lo hemos logrado”, finalizan.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.