Un 62% de las viviendas de uso turístico de Barcelona han salido de la oferta turística durante este verano, según ha informado la la Asociación de Apartamentos Turísticos de Barcelona (Apartur) en un comunicado este miércoles.

Este dato supone que, en la actualidad, 5.900 viviendas de uso turístico de la Ciudad Condal han dejado de prestar ese servicio desde mediados de marzo (la fecha del inicio de la pandemia) y se han convertido en un alquiler residencial.

MUCHOS PISOS EN ALQUILER

Desde mayo, la cifra de viviendas de este tipo en la capital catalana que han salido del circuito turístico ha aumentado un 21,4%, pasando del 40,6%, unas 3.900 viviendas, hasta el 62% actual.

El presidente de Apartur, Enrique Alcántara, ha afirmado que el mercado "necesitará casi un año para reactivar y recuperar la normalidad". También ha añadido que la asociación tiene el reto de mantener los 5.000 puestos de trabajo directos y los miles de indirectos que se generaron en 2019.

El sector prevé que las viviendas de uso turístico serán las más demandadas por los viajeros ya que es el tipo de alojamiento preferido por las familias y garantizan el distanciamiento social mejor que cualquier otra modalidad.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.