'Pop up store' de Nude Project en Gràcia / METRÓPOLI BCN
'Pop up store' de Nude Project en Gràcia / METRÓPOLI BCN

Nude Project, la marca de Barcelona que agota sudaderas en dos horas

La compañía nació hace dos años a través de las redes sociales con una inversión de 600 euros

Guardar
Actualizado: 05/11/2021 18:21 h.

Esta historia empieza en Instagram. Una vez más. Las redes sociales, muchas veces criticadas, también tienen cosas positivas, ventajas y sueños. Es el caso de Nude Project, una marca de ropa que nace en internet, crece como la espuma, coge velocidad de crucero y aterriza en el barrio de Gràcia de Barcelona. Sus impulsores, los jóvenes Alex Benlloch y Bruno Casanovas, abren las puertas de su primer pop up store, ubicado en la capital catalana. Tras dos años apostando por el online, los emprendedores han decidido mostrar a sus clientes su filosofía, estilo y su progresión para seguir creciendo, pero también para fidelizar a los usuarios.

Con una inversión de 600 euros justo antes del estallido de la pandemia, mínimos conocimientos de marketing y sin experiencia en el sector, los jóvenes de 20 años decidieron crear una docena de camisetas y venderlas entre sus amigos. El boom fue tal que la demanda fue in crescendo y fue entonces cuando decidieron hacer un all in en Instagram. La cuenta empezó a cero, ni un seguidor en la plataforma de Mark Zuckerberg, y en menos de dos años ya superan los 200.000 usuarios. Nude Project ha creado un “ejército” de consumidores que esperan impacientes las nuevas prendas. “No hacemos primavera-verano y otoño-invierno como la gran mayoría de firmas, nosotros lanzamos colecciones cápsula aproximadamente cada mes y son muy limitadas”, explican Benlloch y Casanovas a este medio.

UNA SUDADERA CADA 20 SEGUNDOS

Los drops --colecciones cápsula-- son el distintivo de la marca: unidades limitadas, brevedad de tiempo y puntualidad. La cita es los martes a las 21:00 y se avisa a la tribu a través de Instagram. "Como si fueran las entradas para un concierto, pero con ropa. La gente espera impaciente delante del ordenador para hacerse con su prenda favorita", indican. Recientemente, pusieron a la venta 700 unidades de la sudadera Pretty Girl --una prenda con una frase distintiva en la espalda-- y, contra todo pronóstico, en una hora se agotaron. “Fue una locura, la gente estaba pendiente de que salieran para poderlas comprar, vendimos una prenda cada 20 segundos, surrealista”, zanjan los emprendedores sorprendidos.

¿El secreto? Un target muy concreto, que se mueve entre los 16 y los 30 años -aunque puntualizan que incluso los padres podrían llevar sus prendas-, una fidelización muy clara y la apuesta por el estilo streetwear, que en España todavía no ha cuajado. “Aquí no tenemos competencia directa. Hay empresas que se dedican a vender ropa, pero lo que hacemos nosotros no existe. No se vende esta filosofía, estas paletas nude y éste ha sido nuestro secreto”, argumentan.

 Alex Benlloch y Bruno Casanovas, fundadores de Nude Project / METRÓPOLI BCN

 Alex Benlloch y Bruno Casanovas, fundadores de Nude Project / METRÓPOLI BCN

100 PAÍSES Y 40.000 PRENDAS 

Con una decena de personas en el equipo, Nude Project comercializa en más de 100 países y ya ha vendido más de 40.000 prendas. “El año pasado la facturación fue de 600.000 euros, este 2021 esperamos cerrar con unas cifras en torno a los 2,5 millones de euros”, aclaran. Sin prácticamente contacto con el sector de la moda, actores de Netflix como Manu Ríos y Martina Cariddi o cantantes como Zzoilo lucen sus sudaderas. “No hemos hecho ninguna colaboración pagada, han sido los rostros visibles que han decidido apostar por nosotros. Estamos muy contentos”, añaden los emprendedores.

Sold out en minutos, ropa y complementos e incluso pelotas de baloncesto y perfumes. Desde el negocio, explican que van sacando productos que les gustan a ellos y que creen que a los clientes también les van a gustar. Alejados de los estampados, los prints extravagantes y los colores primaverales, los fundadores de la marca son fieles a sus inicios. Los colores beige, blanco y verde caqui son su distintivo, y no les va mal.

Productos de Nude Project, la marca barcelonesa nacida en Instagram / METRÓPOLI BCN
Productos de Nude Project, la marca barcelonesa nacida en Instagram / METRÓPOLI BCN

DISTINTIVOS 

Entre las claves del éxito, desde Nude Project señalan tres: la apuesta por las redes sociales, los sorteos y la cercanía, la línea de los productos muy diferenciada y el olor. ¿El olor? “Sí sí, la marca tiene un aroma propio. Aunque parezca surrealista y sacado de un cuento, desde sus inicios los jóvenes decidieron rociar los envíos con cuatro gotas de perfume. Era una fragancia que tenían en casa y que consideraron oportuno meterla en los envíos. Tras varios pedidos, los clientes empezaron a preguntar por la esencia de la firma y fue entonces cuando decidieron crear su propio perfume. “Una compañía de Mataró se encarga de crear los perfumes y ahora ese olor se ha convertido en un must”. Orgullosos, tanto Alex como Bruno aseguran que no fue adrede lo de crear una fragancia, pero que ahora no se imaginarían los envíos sin ese aroma distintivo.

Más allá del Maresme, los productos de la compañía se fabrican en diferentes puntos de España y Portugal, aunque desde Asia también nace algún artículo. Desde la empresa, están apostando cada vez más por producir en el país y centrarse en la producción local.

'POP UP STORE' EN BARCELONA

¿Objetivos? Apostar por el retail, abrir una tienda física en la Ciudad Condal y seguir viralizándose en las redes. "Ahora estamos mucho en Tik Tok, aunque no dejamos de lado Instagram". ¿Y a corto plazo? Conocer este fin de semana a la clientela. La marca abre este viernes un pop up store en Gràcia para dar a conocer sus productos, fidelizar a los usuarios y crear comunidad. "Creemos que tendrá buena acogida. Estamos muy ilusionados", aclaran los jóvenes mientras se pasean por el local, a punto de recibir a su comunidad.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.