El Mobile World Congress estuvo cerca de marcharse de Barcelona en 2018 por culpa del procés. Así lo ha explicado el consejero delegado de GSMA --la empresa organizadora del evento-- John Hoffman, quien ha señalado que el conflicto catalán les puso muy nerviosos y estudiaron trasladarse a otra ciudad, lo que hubiera provocado que Barcelona dejara de ingresar los 473 millones de euros que tendrá de impacto la edición de 2019. "Era nuestra respuesta extrema ante un problema potencial", ha asegurado.

Las opciones claras del MWC eran Los Ángeles y Shangai, donde cuentan con dos eventos satélites del Mobile, pero de menor envergadura. Tras un profundo estudio de la situación, GSMA decidió en el último momento mantenerse en Barcelona, donde tienen un acuerdo hasta 2023, aunque Hoffman ha reconocido que estaban “muy nerviosos” y faltó muy poco para que se trasladaran. 

VENTAJAS DE BARCELONA

Hoffman ha destacado las virtudes de Barcelona por las que quieren seguir en la ciudad, como el espacio disponible, que entre los tres espacios --los recintos de MontjuïcGran Via de Fira de Barcelona y La Farga de L'Hospitalet de Llobregat.-- suman más de 300.000 metros cuadrados. “Aquí tienes muchas facilidades para seguir creciendo. No hay muchas localizaciones para seguir creciendo”, ha valorado el consejero delegado de GSMA, que ha señalado que “estamos muy felices en Barcelona”.

También ha valorado positivamente el clima de la ciudad, salvo en la edición de 2018, que estuvo marcada por el fuerte frío e incluso llegaron a caer copos de nieve, la oferta gastronómica y lúdica.

Preguntado sobre alternativas a Barcelona como podrían ser Portugal o Dubai, Hoffman ha señalado que "cuando me vienen de Dubai proponiéndome que vayamos allí, les digo que se centren en sus proyectos y los desarrollen".

HUELGAS

Los conflictos laborales que afectan a la movilidad del Mobile también preocupan a los organizadores, que han pedido a las autoridades --con el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, Gerardo Pisarello, presente-- que los solucionen para evitar las huelga que puedan provocar problemas en los accesos al evento. Por el momento, los trabajadores del metro ya han anunciado paros de dos horas durante el evento.