ARCHIVADO EN:

Llegas a la presentación oficial del más importante evento mundial de la tecnología punta y te regalan… ¡un clásico bloc de papel para tomar notas! Bueno, menos mal que uno es de la vieja escuela del periodismo y siempre lleva un par de bolis a mano, pero he visto a compañeros con cara de incredulidad, sin boli y muy contentos de llevar su portátil al acto.

¿Hay un mensaje oculto en esta gratificación del Mobile World Congress? ¿Será que lo último en telefonía móvil es un regreso a los orígenes, a Gutenberg? ¿Hay que malpensar que tal vez los organizadores dudan de Barcelona para seguir siendo su ciudad elegida? Tranquilos: la respuesta es NO a todas estas preguntas. Lástima que la alcaldesa Ada Colau se lo haya perdido...

“Tenemos un contrato firme con Barcelona hasta 2023 y, por nuestra parte, vamos a cumplirlo”, han respondido al unísono John Hoffman y Michael O'Hara, consejero delegado y director de mercadotecnia de GSMA, respectivamente. “Estamos comprometido con esta relación y esperamos que el entorno nos lo permita”. Eso sí, han reiterado que para la celebración de este Mobile World Congress (MWC) 2018 se requiere un clima “estable y seguro”.

En resumen, que si el día 26 de febrero la crisis de la política catalana no ha empeorado, se inaugurará sin problemas la decimotercera edición de la feria universal del móvil, que se prolongará hasta al 1 de marzo en el recinto de Gran Via de Fira de Barcelona.

“GSMA no es una organización política. John y yo no somos políticos. Somos una organización empresarial y como tal necesitamos asegurar que tenemos un clima estable y seguro para ofrecer un evento con alrededor de 108.000 asistentes”, ha afirmado O'Hara.

Ambos responsables del gran organismo mundial de la telefonía, y organizador del Mobile, han recalcado que trabajan conjuntamente con las autoridades barcelonesas, catalanas y españolas para garantizar que esta edición del MWC se celebra en el lugar adecuado, así como para asegurar la celebración de las siguientes que, por dicho contrato, van a seguir teniendo lugar en Barcelona hasta ese 2023. “Y para más adelante, incluso”.

GSMA (Global System for Mobile communications Association), la poderosa organización de operadores móviles y compañías relacionadas, avisó hace meses que se replantearía la continuidad de Barcelona como sede de su megaevento si la inestabilidad política y la falta de seguridad seguían instaladas en Barcelona y su entorno. Algunas ciudades europeas (París, Amsterdam y Berlín, entre ellas) aprovecharon la tesitura para hacerse querer por GSMA. Sin embargo, y a tenor de lo que han declarado este miércoles Hoffman y O'Hara (que se ganarían también la vida en un ‘talk show’ televisivo), Barcelona no tiene por qué temer sobre su condición de anfitriona… al menos a día de hoy.

Por lo demás, tanto Hoffman & O'Hara han puesto énfasis en su voluntad de que el congreso siga en Barcelona en los próximos años y se han mostrado convencidos de que este año el evento “será un éxito”. Así lo demuestran los números que han ofrecido como previsión: 108.000 asistentes, 2.300 empresas exhibidoras, un impacto económico de unos 471 millones de euros y la creación de más de 13.000 empleos a tiempo parcial -desde que está en Barcelona, el global es de 4.400 millones y 115.000 empleos eventuales.

Gerardo Pisarello ha atendido a los medios tras la rueda de prensa de GSMA / MIKI
Gerardo Pisarello ha atendido a los medios tras la rueda de prensa / MIKI

AUSENTE COLAU; PISARELLO, AL QUITE

Como decíamos al principio, al acto de presentación no ha acudido la alcaldesa Ada Colau, sino su fiel escudero el primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello. Tras la rueda de prensa de Hoffman & O'Hara, Pisarello ha asegurado a los periodistas que tanto el GSMA como el ayuntamiento están convencidos de que el Mobile de este año será un éxito y “será muy bueno” para la patronal de la telefonía móvil y para la ciudad.

Pisarello ha deseado que políticamente “la estabilidad sea la máxima posible” y las administraciones implicadas trabajan conjuntamente para que sea así. “Más allá de la dificultad de la situación política, estamos haciendo un gran esfuerzo para lanzar un mensaje de confianza y para mostrar que congresos internacionales de estas características son muy importantes para Barcelona, Catalunya y España”.

Como GSMA, Pisarello ha insistido en que el contrato por el Mobile es hasta 2023, y que tanto las administraciones como GSMA quieren mantenerlo “en la medida que las condiciones sean favorables”.

Por cierto, que Barcelona acogerá este jueves un acto en el que estarán presentes los protagonistas del ámbito de la innovación tecnológica y científica de la ciudad, además de personalidades de la cultura y de la empresa, para aunar energías y reforzar el ecosistema empresarial barcelonés.

CREANDO UN FUTURO MEJOR

El Mobile de este año tiene como lema ‘Creating a better future’ ('Creando un mundo mejor') y, según sus organizadores, pondrá el acento en el futuro de la sociedad que se dibuja gracias a la interrelación entre el 5G, el Internet de las Cosas y la Inteligencia Artificial.

A diferencia de otras ediciones, a las conferencias del Mobile esta vez no acuden grandes ‘moguls’ del mundo de las empresas de internet, sino los principales dirigentes de la industria de la telefonía móvil, entre los que cabe destacar a Jeremy Fox (Atrium TV), Börje Exholm (Ericsson), Cher Wang (HTC), Christopher Young (McAfee), Kazuhiro Yoshizawa (NTT Docomo), Vittorio Colao (Vodafone) o Jim Yong Kim (World Bank).

También conferenciarán directivos de compañías reguladoras como Kathy Calvin, presidenta ejecutiva de la Fundación para las Naciones Unidas; Ajit Pai, presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones de los Estados Unidos, y Jim Yong Kim, presidente del Banco Mundial.

En el plano expositivo, entre las principales marcas representadas estarán Alibaba, Cisco Systems, Facebook, Google, SAP, Huawei, Lenovo, Microsoft, Orange, Qualcommm, Telefónica, Vodafone, ZTE, Mercedes Benz, Seat o Toyota. Al respecto, recordemos que Apple nunca acude al MWC.

Entre las novedades del Mobile 2018 destacan la construcción de un nuevo espacio, el South Village Fira, justo frente a la entrada principal del recinto ferial, en el que se llevará a cabo la acogida de los participantes, además de permitir contactos de negocios y momentos de relax; impulsar la igualdad de género, especialmente necesitada en el sector tecnológico, por lo que se dará más visibilidad al Women4Tech; la versión ampliada del YOMO (Youth for Mobile), que se desarrollará en La Farga y que contará con unos 15.000 alumnos y educadores, y el Hall 4 acogerá de nuevo el espacio ‘Innovation City’.

 

El Mobile ya está a la vuelta de la esquina / MIKI
El Mobile ya está a la vuelta de la esquina / MIKI