Misako, la marca barcelonesa especializada en bolsos, complementos y artículos de viaje, renueva su imagen por primera vez desde 1998. Tras un año marcado por las restricciones de la pandemia en el sector del retail, la empresa con base en la capital catalana ha decidido transformar su identidad dándole un toque más moderno, íntimo y, sobre todo, mediterráneo. Además, el auge del comercio online ha hecho que, junto a la renovación de la firma, hagan una "fuerte apuesta" por las ventas digitales en importantes plataformas.

La empresa de moda se ha expuesto a un "cambio de 360 grados" para transformar su esencia y "reflejarla en todas las tiendas físicas". Según Cristian García, el director adjunto de Misako, pese a la fuerza del e-commerce "los establecimientos no desaparecerán nunca" y los considera "imprescindibles" para la compañía.

Exterior de una nueva tienda de Misako / CEDIDA
Exterior de una nueva tienda de Misako / CEDIDA

"CRISIS COMO OPORTUNIDAD"

"El estallido de la pandemia nos dejó a todos en estado de shock de un día para otro", explica a Metrópoli Carla Valls, la directora de comunicación de Misako. Como todos los comercios, la firma de complementos se vio obligada a bajar la persiana de todos sus locales y "no hubo más opción que adaptarse", añade Valls. 

A raíz de la paralización de la actividad comercial, en la empresa barcelonesa decidieron impulsar su "nueva imagen". Este proyecto, que supone una renovación total, se pudo iniciar porque "el negocio afrontó la crisis sin ninguna deuda vigente". Por ello, pensaron que la complicada situación podía convertirse en una "oportunidad" para "volver con más fuerzas al mercado habitual".

LIBERAR LA MARCA

El punto de partida del nuevo Misako nace en su logo, tradicionalmente conocido por presentar el nombre en tres cuadrados cerrados. Ahora, según Valls, "el nombre ha salido de las casillas y se ha liberado". En un punto "crítico" para el sector, es necesario "adaptarse a las nuevas tendencias actuales de estética", por lo que este cambio inicial representa "todo lo que se espera del futuro del negocio". 

"El cambio era necesario porque queremos atraer a un nuevo público joven", apunta García. Según el director adjunto, "los clientes han crecido con la marca" y sin una renovación "la juventud quedaría fuera de su alcance". Por ello, la forma de vender sus productos debía "cambiar" y es algo que también se verá reflejado en sus tiendas físicas. Estas, que continuarán siendo "minimalistas" como hasta el momento, apostarán por un toque distintivo a través de los detalles y los elementos naturales –como la madera o las plantas en interiores–. 

Antigua imagen de las tiendas Misako / FINESTRELLES
Antigua imagen de las tiendas Misako / FINESTRELLES

ESENCIA BARCELONESA 

Para Misako es muy importante "reflejar sus orígenes". Por ello, en sus establecimientos habrá elementos que los definan, como "los suelos hidráulicos del Eixample" o los olivos como representantes del Mediterráneo. "Queremos que sea una imagen muy fresca", apunta García. 

En Barcelona cuentan con un total de 11 tiendas, entre las cuales destaca la nueva apertura en l'Illa Diagonal, que ya ha nacido con la nueva esencia y es una de las apuestas que la marca ha hecho en el territorio español tras la pandemia. La empresa, que opera con 215 tiendas en toda España, Portugal y Andorra, apunta a que las ventas en Madrid aportan "algo más de facturación que en Barcelona", hecho que se explica por la "existencia de locales outlet en la capital catalana" y por "la tardía relajación de las restricciones en el territorio catalán".

AMAZON Y ZALANDO

"Antes del confinamiento ya éramos conscientes de la importancia del online", explica el director adjunto. No obstante, el salto a las plataformas como Amazon –donde Misako ya opera– "surgió con la transformación de la marca". Próximamente entrarán también en Zalando, uno de los portales de moda en línea más reconocidos a nivel mundial.

El canal en línea actualmente representa un 8% del total de las ventas, y la estrategia de cara al futuro "plantea una apuesta segura por esta vía". Tanto con sus nuevas tiendas como con la ampliación de su mercado a estas importantes empresas, la firma espera recuperar los niveles de facturación del 2019. "En 2020 las ventas cayeron aproximadamente un 38%, aclara García. Ahora, aunque "todavía es un cambio muy reciente como para apreciar la efectividad", el lavado de cara plantea "buenas expectativas" para el negocio. 

Interior de un establecimiento renovado de Misako según la nueva identidad de la marca / CEDIDA
Interior de un establecimiento renovado de Misako según la nueva identidad de la marca / CEDIDA

EXPECTATIVAS DE FUTURO 

La firma de moda es una empresa "saneada económicamente" y, pese a las dificultades que supone mantener a toda la plantilla en ERTE, Cristian afirma que prácticamente el 99% de los trabajadores ya ha vuelto a sus puestos de trabajo. No obstante, en algunos territorios donde hay "limitaciones horarias", algunos de ellos se encuentran afectados por un ERTE parcial. No obstante, el director precisa que "los despidos no se plantean en ningún caso como estrategia de futuro".

Este verano será la época clave para Misako. Durante el mes de julio, se lanzará la nueva campaña que presentará la nueva colección y todas las novedades corporativas que hay detrás. La compañía, que mantendrá su esencia de "tienda de proximidad", plantea su expansión con una gran ilusión en un momento de "libertad" tanto para los ciudadanos, que cada vez ven más cerca la progresiva vuelta a la normalidad, como para su "identidad de marca".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.