Barcelona ha vivido un mes de marzo negro a nivel laboral. Los contratos han caído un 34,8% respecto al mismo periodo del año pasado. Entre el 1 y el 31 de marzo de esta año se firmaron en la ciudad 61.854 acuerdos laborales, 33.085 menos que en 2019, cuando se crearon 94.939 puestos de trabajo. La cifra de contratos en un mes de marzo es la más baja desde 2013. Ese año, en plena crisis económica, se formularon 60.030 contratos, según las estadísticas del Ayuntamiento de Barcelona, a partir de los datos del departamento de Treball de la Generalitat.

Del total de los 61.854 contratos de este marzo, solo 10.807 fueron indefinidos, un 25% menos que en marzo de 2019, con 14.405. Los contratos fijos suponen el 17,5% de todos los registrados el mes pasado. Por su parte, los contratos temporales ascendieron a 51.047, con un descenso de un 36,6% respecto a 2019 (70.146). El tercer mes de 2019 se firmaron 80.534 contratos temporales.

MAYOR CAÍDA ENTRE LOS HOMBRES

La bajada generalizada de contratación afecta tanto a hombres como a mujeres, aunque la caída porcentual entre los hombres es mayor, un 38,5%, frente al 31% de las mujeres. Los varones han firmado este marzo 29.919 contratos (48.636, en 2019), mientras que las féminas se hicieron con 31.935 de los acuerdos laborales (46.303, el año pasado).

Por nacionalidades, entre españoles y extranjeros, la bajada es mayor entre los extranjeros, de un 37,1%, con 14.961 contratos (23.799, en marzo de 2019), mientras que entre los autóctonos el descenso es del 34,1%. Los contratos firmados por españoles en marzo en Barcelona fueron 46.893 frente a los 71.140 del año pasado.

Los caída de los contratos es generalizada. En la provincia de Barcelona, se han registrado este marzo 139.260 contratos, con un descenso del 29,3%; en Catalunya, los pactos alcanzados suman 181.948, un 28,4% menos que en marzo del año pasado, y en el conjunto de España, los contratos firmados fueron 1.256.510, un 26,5% por debajo.

EL PARO AL ALZA

El paro registrado en las oficinas de empleo va al alza, con un incremento del 6,6% entre febrero y marzo. La cifra absoluta se sitúa en 76.196 personas frente a las 71.447 de febrero. Según la valoración de la Generalitat, los datos "empiezan a mostrar el efecto destructor de empleo del coronavirus". La reducción de la actividad y la reclusión se han traducido en un aumento de poco más de 5.200 parados respecto al mes de marzo del año pasado (70.988), un 9,4% más. Sin embargo, la cifra no recoge aún el "impacto real" de la pandemia, en parte por razones administrativas. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.