ARCHIVADO EN:

Mientras el Gremi de Restauració de Barcelona tomaba la plaza Santa Maria para criticar la política de cierre de terrazas del Ayuntamiento, la FAVB (Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona) hacía público un comunicado criticando la concentración y las palabras de su director, Roger Pallarols.

Conocedora del acto del Gremi, el comunicado de la FAVB es una dura crítica a la entidad. “Esta es la manera de funcionar del Gremi, con la autoridad que tiene sobre sus trabajadores como herramienta de presión política, precisamente por ser uno de los colectivos laborales más precarizados”, se dice en el escrito.

La FAVB, además, extiende sus críticas a los partidos políticos que le han dado su apoyo y, por tanto, manifiesta su apoyo a las medidas del Ayuntamiento, representadas por la concejala Gala Pin.

“De igual manera, el Gremi utiliza ciertos grupos municipales como verdaderos títeres en el teatrillo bélico en que ha transformado el conflicto de las terrazas; títeres que, sin embargo, también buscan rédito político con estas jugadas”, concluye el comunicado.