De un hobbie a tu profesión. Así es como arrancó Koyac, un portal online donde se pueden adquirir obras de arte de autores de renombre como Ned Armstrong, Joan Brossa y Henri Matisse por un valor inferior a los 3.000 euros.

Andrea Coll, una estudiante de derecho apasionada del arte, junto a dos amigos más iniciaron en junio de 2017 un proyecto que, a día de hoy, es su propia empresa. El objetivo de los tres emprendedores barceloneses era acercar el mundo del arte contemporáneo a la gente; no solo para las personas mayores, sino también para los jóvenes. Es a partir de esa premisa que decidieron poner en marcha el portal Koyac, que responde a las siglas Kicking off young art-collecting.

ROMPER ESQUEMAS

El principal objetivo de Coll, que había estado trabajando en varias galerías de arte tanto en Barcelona como en Europa, era romper el estereotipo de que el arte es solo para las élites y que los productos son extremadamente caros y enfocados a personas millonarias. De esta manera, la emprendedora junto a su equipo decidieron abrir la página web para ofrecer obras de arte por un valor inferior a los 3.000 euros.

Desde la startup empezaron a contactar con galerías de arte españolas, y más tarde con otras internacionales. Actualmente trabajan con centros europeos pero no descartan a largo plazo abrir mercado y llegar hasta galerías americanas o asiáticas. No obstante, hacer el salto y exportar e importar obras de arte a nivel internacional no es tan fácil como parece, puntualiza Coll en conversación con este medio. 

Una de las selecciones que proporciona durante tres semanas el portal Koyac

Una de las selecciones que proporciona durante tres semanas el portal Koyac

COMPRADORES NOVELES

Sobre el precio, Coll explica que fijaron como tope la cifra de 3.000 euros hace dos años porque reconocieron que era un “límite aceptable”. ¿Y cuál es el precio más común que se puede encontrar en la web? "Entre los 800 euros y los 1.500 euros". Aun así, la emprendedora matiza que en su portal hay productos de 80 euros y que responden a un tipo de público que a ellos les interesa. Más joven, virgen y que está explorando el campo del arte. Pero lo cierto es que su target es muy amplio y abarca usuarios tanto de 25 años como de 60.

Los compradores de Koyac suelen ser noveles, es decir, que es la primera vez que deciden comprar obras de arte y que, evidentemente, necesitan asesoramiento. Es por ello que el portal tiene la opción de escribir sus dudas en relación a un producto y la empresa te aporta un feedback personalizado: “es un asesoramiento personal, focalizando el interés de cada cliente en función de su perfil”.

¿Y cuál es el perfil más habitual de los compradores? "Suelen ser profesionales liberales, vinculados al diseño, la arquitectura y con cierta sensibilidad estética", señala la emprendedora.

MODELO DE NEGOCIO

El modelo de negocio de Koyac es relativamente sencillo. Sus proveedores son las galerías, donde buscan obras por debajo de los 3.000 euros y pactan una comisión con ellas. En la web se publican en forma de selecciones y cada tres semanas van variando. De esta manera se garantiza la disponibilidad de la obra. Todo ello con una gran importancia del diseño web, donde se exhibe hasta el más mínimo detalle del cuadro en venta.

Según la fundadora de la empresa cada mes venden entre 15 y 20 obras y reciben entre 40 y 50 solicitudes. Los períodos de mayor demanda son Navidad y los meses de abril, mayo y junio --época de bodas--. 

Desde que arrancaron el proyecto cada año han ido doblando al anterior a nivel de ventas y, ante estas cifras positivas, han decidido invertir más tras una ronda de financiación y ampliar mercado en Londres. Por esta razón, actualmente cuentan con dos empleados más en Inglaterra, sumados a los tres que tienen en España.