ARCHIVADO EN:

Victoria inesperada de Las Kellys sobre Pau Guardans y su Hotel Grand Central en los tribunales. El sindicato de camareras de piso ha derrotado al dueño del hotel de cinco estrellas de Via Laietana y de la cadena Único Hotels. La batalla judicial se ha saldado con una clara victoria de Las Kellys, dado que han logrado que se declarase nulo el despido de una de las limpiadoras del Grand Hotel Central que protestó contra la externalización del servicio de limpieza y que se sindicó a Las Kellys para luchar contra el lujoso hotel de Guardans. Tras crear la sección sindical fue despedida, una decisión que ahora el hotel deberá corregir por mandato judicial. 

Así, se pone fin al largo conflicto que habían mantenido Las Kellys con Pau Guardans, también presidente del influyente lobby Barcelona Global. Las camareras de piso, además de llevar a Guardans a los tribunales, presionaron en la calle para que se readmitiera a la trabajadora. El empresario hizo caso omiso, y ahora tendrá que hacer efectiva la readmisión tras perder en los juzgados. 

MENSAJE PARA PAU GUARDANS

En una rueda de prensa este miércoles, Las Kellys han celebrado que al fin se ha hecho "justicia", y han destacado que el tribunal laboral ha declarado la nulidad del despido por "vulneración de un derecho fundamental: el de la libre sindicación". 

"Es nuestra primera gran victoria sindical desde que nos constituimos como sindicato, un paso que dimos a finales del año 2018", ha subrayado Vaina Arana, portavoz del sindicato. Arana también ha dedicado unas palabras a Guardans, el claro perdedor del juicio: "Tiene dos opciones: continuar con su actitud antisindical que infringe la ley o tender la mano a Las Kellys y trabajar conjuntamente para desarrollar las buenas prácticas laborales y el respeto a los derechos laborales. Desde aquí proponemos a Grand Hotel Central ser referencia en este campo", ha asegurado.

Pau Guardans, presidente de Barcelona Global / ÚNICO HOTELS
Pau Guardans, presidente de Barcelona Global / ÚNICO HOTELS

SELLO DE CALIDAD

En este sentido, Las Kellys apuestan porque se aplique el Sello de Trabajo Justo y de Calidad para la hotelería catalana, que se aprobó en el Parlament de Catalunya a finales de 2018 pero que no se aplica en la práctica en los hoteles.

Fuentes del sindicato señalaron a este medio en agosto de 2019 que tras los impedimentos para que sea obligatorio implementar el sello de calidad ven una mano negra de ciertos lobbies empresariales, como el Gremi d'Hotels de Barcelona. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.