Jéssica Albiach, candidata de Comú en Podem en las últimas elecciones autonómicas en Cataluña, tiene unas prioridades llamativas en su agenda política. En medio de las negociaciones para formar el futuro gobierno de la Generalitat, la dirigente de los comunes ha mostrado su preocupación por el servicio del agua en sus redes sociales, una cuestión que no despierta el interés de la ciudadanía. Sin embargo, la fijación de su partido por la gestión del agua viene de lejos, y lleva aparejado unos intereses que quedaron al descubierto con la operación Voloh.

¿Quiere Jessica Albiach favorecer a Aguas de Valencia, una de las grandes interesadas en pescar en río revuelto? El objetivo de la compañía es penetrar en Cataluña y, sobre todo, en Barcelona y los municipios del área metropolitana. Para ello, Aguas de Valencia, presidida por Eugenio Calabuig, busca la complicidad de Ada Colau. El número dos de la empresa, Jesús Civera, se acercó a Albiach, según trascendió tras una conversación privada que mantuvo con David Madí, presidente de Aigües de Catalunya. Esta compañía forma parte del grupo de Aguas de Valencia.

Jessica Albiach y Ada Colau en una imagen de archivo / EFE
Jessica Albiach y Ada Colau en una imagen de archivo / EFE

La conversación entre Civera y Madí fue grabada por orden del titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Barcelona, Joaquín Aguirre, en el marco del caso Voloh.

La filial catalana de Aguas de Valencia quiere posicionarse como una alternativa viable a Aigües de Barcelona para la concesión del servicio del agua en la capital catalana y las poblaciones del área metropolitana.

NEXOS ENTRE ALBIACH Y AIGÜES DE VALENCIA

Calabuig ha tentado a Albiach, valenciana de nacimiento, periodista de profesión y gran aficionada a la fotografía que ha alcanzado notoriedad como política en Cataluña. La política catalana tiene varios nexos de unión con Aigües de Valencia.

Albiach trabajó durante cinco meses en el gabinete de comunicación de la Generalitat Valenciana bajo la presidencia de Francisco Camps (PP). Entonces trabó amistad con la jefa de comunicación del ex presidente de la Comunidad Valenciana, Nuria Romeral. Actualmente, Romera es la secretaria particular de Calabuig, presidente de Aigües de Valencia.

Romeral y Albiach estudiaron periodismo en la universidad privada y católica CEU Cardenal Herrera. Civera, un hombre de Ximo Puig, fue subdirector del diario Levante y posteriormente fichó por la empresa de aguas. En este rotativo también trabajó la actual presidenta del grupo parlamentario de En Comú Podem.

CONTACTO FRUSTRADO CON BADIA

La buena conexión entre Civera y Albiach contrasta con el malestar del número dos de Aguas de Valencia con Eloi Badia, concejal de Emergencia Climática y Transición Ecológica del Ayuntamiento de Barcelona, a quien calificó de “subnormal”. Fue durante una conversación entre Civera y David Madí, grabada durante la operación Voloh. En ella, se explicaba cómo Joan Ribó medió para lograr una reunión entre el concejal de los comunes y la empresa valenciana con el objetivo de hacerse con la monitorización de las aguas residuales en búsqueda de Covid-19.

La reunión no salió adelante por las malas relaciones con Badia, por lo que Aguas de Valencia solicitó que el contacto fuera directamente con Ada Colau. 

Badia, recordemos, es el ideólogo del fallido proceso de remunicipalización del servicio del agua que el gobierno de Ada Colau activó en su primer mandato. El Tribunal Supremo validó el modelo actual.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.