ARCHIVADO EN:

Último intento para salvar a Nissan y mantener los puestos de trabajo que genera en Barcelona y Cataluña. Representantes de la administración central, autonómica y municipal y agentes sociales han acordado esta tarde hacer un frente común en defensa de las tres plantas de Nissan en la provincia de Barcelona, en una reunión telemática presidida por la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.

Tras la reunión, los asistentes han reafirmado su apoyo a los 3.000 trabajadores directamente afectados por la decisión de cierre de la empresa japonesa y a los 20.000 de las empresas auxiliares y sus familias y han anunciado que van a reforzar su unidad de acción en las próximas semanas para instar a la compañía a "cumplir con su responsabilidad social con el territorio que la ha acogido durante cuarenta años".

PARTICIPANTES

Además de Maroto, han participado la consellera de Empresa, Ángels Chacón; el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, Jaume Collboni; la alcaldesa de Montcada i Reixach, Laura Campos; el de Sant Andreu de la Barca, Manuel Enric Llorca; los secretarios generales de CCOO y UGT en Cataluña, Javier Pacheco y Camil Ros, y el de la Federación de Industria de USO, Pedro Ayllón.

También, Josep Sánchez Llibre, presidente de Foment del Treball Nacional; Teresa Cunillera, delegada del Gobierno en Cataluña; Raül Blanco, secretario general de Industria y Pyme del ministerio, y Pere Navarro, delegado especial del Consorcio Zona Franca de Barcelona.

VIABILIDAD DE LAS PLANTAS

En un comunicado conjunto, administraciones públicas, patronal y sindicatos han reiterado la viabilidad de las plantas de Nissan a través del plan elaborado por el Ministerio de Industria y la Generalitat de Cataluña, con el apoyo del Ayuntamiento de Barcelona y el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona.

También han insistido en que el objetivo es mantener la actividad de Nissan y del parque de proveedores y han renovado su "firme apuesta por la automoción catalana" y su compromiso con el conjunto de la industria, como sector clave de futuro.

PIDEN UNA INTERLOCUCCIÓN CON NISSAN

Según fuentes de la Generalitat, las administraciones y los agentes sociales se han conjurado además para pedir una interlocución directa con la dirección de Nissan en Japón, a la que exigen un análisis que justifique el cierre de las plantas catalanas, acompañado de una memoria con las razones económicas, financieras, técnicas, industriales y organizativas.

Tras la reunión, la consellera Chacón ha subrayado que no se trata solo de garantizar el futuro de Nissan, sino también para todo el ecosistema de proveedores.

"La semana pasada, decíamos un futuro para Nissan, ahora decimos un futuro para los trabajadores de Nissan y para todo el ecosistema de proveedores", ha señalado. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.