ARCHIVADO EN:

Imagina-Mediapro, gigante de derechos televisivos liderado por Jaume Roures y Tatxo Benet, posee empresas en siete jurisdicciones de tributación dudosa o cuestionable.

Se trata de zonas caracterizadas por los bajos impuestos que aplican a las entidades mercantiles extranjeras e incluso por negarse a intercambiar información con otros Estados. El entramado barcelonéss cuenta con firmas en siete demarcaciones de tal naturaleza.

HOLANDA, SINGAPUR Y HONG KONG

La plataforma Tax Justice Network publica anualmente un detallado informe sobre los paraísos fiscales existentes en el mundo. Imagina-Mediapro está presente en tres territorios que aparecen en esa lista. Se trata de Holanda, Singapur y Hong Kong.

Holanda forma parte de la Unión Europea, pero sus bajos impuestos son motivo de queja de sus vecinos. De hecho, las grandes multinacionales asentadas en el Viejo Continente suelen aprovechar esa nación como cabeza de puente para sus operaciones transfronterizas. Con tal fin constituyen corporaciones de cartera en los Países Bajos y las erigen en propietarias de las distintas subsidiarias que actúan en el resto de la UE.

‘LISTAS NEGRAS’ EXÓTICAS

La Unión Europa confecciona las llamadas “lista negra” y “lista gris”. La “negra” comprende los paraísos fiscales. Incluye trece jurisdicciones, entre ellas algunas tan exóticas como Aruba, Bermudas, Fiji, Vanuatu, Islas Marshall e Islas Vírgenes. En tal relación figura Emiratos Árabes Unidos, donde tienen fijada su residencia dos filiales de Imagina-Mediapro, tituladas Mediapro Middle East y Pro TV Global Productions Services.

Para la UE, los enclaves de esa condición suelen acoger capitales que son fruto de la evasión tributaria de otros países.

Los bancos asentados en estas plazas “pirata” admiten los fondos de los clientes sin hacer demasiadas preguntas y siempre bajo estricta confidencialidad. Además deniegan el trasiego de información tributaria con otras naciones.

CRITERIOS ASIMÉTRICOS DE LA UE

La “lista gris” engloba países con regímenes tributarios cuestionables, pero que se han comprometido a revisar su legislación. En ella figuran tres Estados donde radican varias compañías de Imagina-Mediapro. Se trata de Turquía, Australia y Marruecos.

Además, el holding catalán está presente en Hong Kong, Malasia y Uruguay. Estos tres espacios estaban incluidos en el catálogo “gris”, pero la UE los ha borrado porque ya adoptaron las medidas requeridas.

La organización no gubernamental Intermon Oxfam ha denunciado que Holanda, Irlanda, Luxemburgo, Malta y Chipre deberían ser considerados paraísos fiscales plenos si la UE aplicase a sus propios miembros los mismos criterios que utiliza para elaborar su “lista negra”.

BOLCHEVIQUE Y TIBURÓN CAPITALISTA

Jaume Roures se declara un ferviente seguidor del trotskismo. Tampoco oculta sus simpatías hacia Podemos y su cabecilla máximo, el vicepresidente segundo del Gobierno Pablo Iglesias.

Pero a la hora de mover sus copiosos caudales privados, Roures emplea a destajo los mecanismos reservados a los tiburones capitalistas más agresivos. Entre estos figura la utilización de instrumentales domiciliadas en zonas de baja o nula tributación, siempre con el objetivo de aminorar la carga de impuestos y hurtarlos al fisco español.

Jaume Roures, en una imagen de archivo
Jaume Roures, en una imagen de archivo

Así, Roures posee el 12% del capital de Imagina-Mediapro por medio de October Management BV, una sociedad de cartera situada en Holanda. Gracias a este montaje societario, si algún día el opulento traficante de licencias televisivas decide propinar un pelotazo y vende sus acciones de Imagina-Mediapro, los fondos que recaude no ingresarán en sus cuentas españolas, sino en las de su compañía de pantalla de los Países Bajos.

CORRUPCIÓN Y SOBORNOS

El grupo de Jaume Roures y Tatxo Benet se vio envuelto en 2018 en un grave caso de corrupción en Estados Unidos. El conglomerado catalán reconoció ante la justicia de EEUU el pago de jugosas mordidas a varios capitostes del mundo del fútbol de América. Una de las coimas consistió en un abono de 8 millones en Panamá, que a la sazón estaba considerado un paraíso fiscal. La conducta criminal de Mediapro le supuso el pago de una multa de 21 millones.

En una derivada altamente explosiva de dicho caso, Gerard Romy, fundador de Mediapro junto con Roures y Benet, está imputado en EEUU por la comisión de cinco presuntos delitos, que podrían llevar aparejadas duras penas de cárcel. Su única salida reside, al parecer, en colaborar con la justicia, es decir, en delatar a quienes en última instancia ordenaron los pagos ilícitos. En las plantas nobles de la sede de Imagina-Mediapro, sita en la Diagonal de Barcelona, a más de uno no le llega la camisa al cuerpo.

SUSPENSIONES DE PAGOS

Imagina-Mediapro está controlado desde 2018 por el fondo chino Orient Hontai, que satisfizo unos 850 millones por el 53%. Roures y Benet mantienen un 12% cada uno. Dado el parón mundial casi absoluto de la emisión de eventos deportivos desde hace casi tres meses, el valor de tales paquetes accionariales podría haber experimentado una notable devaluación.

La situación de Imagina ha dado varios vuelcos desde que se fundó hace quince años, por la unión de la catalana Mediapro y la madrileña Globomedia. En 2010, al comunista Roures no le tembló la mano a la hora de instar la suspensión de pagos de su grupo y dejar a los acreedores colgados de la brocha.

Tampoco tuvo miramiento alguno cuando decidió clausurar la edición impresa de su diario Público y arrastró al paro a los trabajadores del medio. Al comunicarles el fallido y su fulminante cese laboral, les aseguró con singular desparpajo que no tenía un céntimo y le cargó el muerto del fiasco a Fogasa, entidad pública sufragada por el conjunto de los contribuyentes.

ADA COLAU INCUMPLE SUS PROPIOS REGLAMENTOS

El Ayuntamiento de Barcelona que dirige la antisistema Ada Colau promulgó en 2016 un pomposo decreto contra el blanqueo de capitales y el fraude tributario. Mediante dicha norma, el consistorio anunció que expulsaría sin contemplaciones de todos sus concursos públicos a cualquier empresa que tuvieran presencia en territorios off-shore.

La alcaldesa ultraizquierdista daba así un paso al frente como una especie de abanderada mundial de la lucha contra la elusión de impuestos. Pero tras aquel ambicioso anuncio, ha llegado el tío Paco con la rebaja.

Crónica Global explicó recientemente que desde que se puso en marcha esa fabulosa medida, cuatro años atrás, no ha afectado a ninguna compañía. Es decir, el Ayuntamiento no se la ha aplicado a nadie. De hecho, la alcaldesa exokupa se ha saltado a la torera su propio decreto, pues Mediapro sigue trabajando tan campante con el Ayuntamiento sin más problemas, pese a moverse como pez en el agua en jurisdicciones de fiscalidad más que dudosa.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.