La Sagrada Família abrirá dentro de pocos meses una tienda de grandes dimensiones para expender material de escritura, figuritas y otros artículos de regalo relacionados con el recinto religioso. Así lo han acordado en fechas muy recientes el Patronato de la Sagrada Familia y el Ayuntamiento de Barcelona.

Según los pactos suscritos con el consistorio, la basílica puede autorizar la instalación de establecimientos comerciales en su interior. Pero tal actividad queda limitada a la venta de objetos relativos al templo. Además, solo se podrá acceder a las tiendas desde la propia basílica.

INGRESOS DISPARADOS

El nuevo comercio contribuirá a aumentar los ingresos de la Sagrada Familia. Gracias a la riada incesante de turistas, la instalación es una auténtica máquina de recolección de ingresos. Este año se calcula que por vez primera en la historia superará los 100 millones de giro, con un impresionante aumento del 28%.

El Patronato prevé encomendar a una firma privada la gestión de su nuevo espacio comercial. Según varias fuentes del sector consultadas por Metrópoli Abierta, la empresa que tiene todos los números para llevarse el gato al agua es Laietana de Llibreteria, cuyo establecimiento más emblemático es la librería Laie sita en Pau Claris, entre Gran Vía y Caspe.

UNA OFICINA DE COMUNICACIÓN MUDA

Contactado el departamento de comunicación de Laietana, no corrobora la firma del acuerdo entre Laietana de Llibreteria y el templo. Tan solo admite que “el patronato y el ayuntamiento firmaron el día 8 el pacto que autoriza la instalación de una nueva tienda”. “No podemos decir nada más”. El mismo departamento de comunicación declinó facilitar información alguna sobre las ventas de Laietana de Llibretería o sobre la composición del cuerpo de accionistas de la compañía.

Según la información de que dispone Metrópoli Abierta, Laietana de Llibreteria es una de las principales firmas del sector en Cataluña. Está presidida por Diego Hidalgo Schnur y tiene dos vicepresidentes, Montserrat Moragas Freixas y Juan Bertrand Vergés.

Las ventas anuales de la casa se elevan a 35 millones. Los beneficios acumulados durante el último trienio rondan los 5 millones.

CAIXAFORUM E INSTITUCIONES PÚBLICAS

El mascaron de proa de Laietana es su tienda-librería Laie de Pau Claris, de 300 metros cuadrados, que también incluye café y restaurante.

Pero donde Laietana ha encontrado un auténtico filón es en la gestión de tiendas para terceros. En su cartera dispone de doce: los establecimientos y librerías de La Pedrera, Centre de Cultura Contemporània de Barcelona, CosmoCaixa, Museo Picasso, Museu Nacional d’Art de Catalunya y MACBA.

También incluye Hospital de Sant Pau, Fundación Mapfre en Madrid y Barcelona, así como los CaixaForum de Madrid, Barcelona, Zaragoza y Sevilla.

Adicionalmente, ofrece servicios a empresas y bibliotecas, tales como envío de pedidos, asesoramiento sobre productos, gestión integral, documentación y búsqueda bibliográfica.

Laietana de Llibreteria no fabrica ningún producto. Es un mero intermediario entre los productores de los artículos y los consumidores finales. Su plantilla está integrada por 250 empleados.