Diez días de huelga. Los tripulantes de cabina de la compañía Ryanair han convocado para los días 1, 2, 6, 8, 13, 15, 20, 22, 27 y 28 de septiembre paros en las 13 bases que opera la empresa en España.

Los sindicatos USO y Sitcpla y los auxiliares de vuelo de la aerolínea señalan que el motivo de la huelga es “impedir la liquidación de las bases en Girona, Gran Canaria y Tenerife Sur, así como los despidos que de esos cierres se deriven”.

A LA ESPERA DE LAS NEGOCIACIONES

La huelga, a la que están llamados a seguir los 1.8000 miembros de la plantilla de la aerolínea en España, podría no producirse si se llega a un acuerdo entre la empresa y los representantes de los empleados. Por contra, fuentes de los sindicatos ven difícil esta posibilidad, porque ya tienen experiencia con la compañía y saben cómo trabaja.

El conflicto entre auxiliares de vuelo y Ryanair hace más de dos años que está vigente. En verano de 2018, ambos sindicatos y la empresa fueron protagonistas de largos enfrentamientos que terminaron con tres días de huelga en los aeropuertos.

REITERADAS QUEJAS

La aerolínea low cost ya aseguró a principios de año que se ajustaría al marco jurídico y laboral español, principal queja de los auxiliares de vuelo, además del compromiso de iniciar la negociación del I Convenio Colectivo de forma inmediata.

El caso de la empresa en España no es aislado, ya que en otros países como Portugal o Reino Unido son varios los sindicatos que han anunciado que van a realizar paros en determinados días de verano.

En todas las ocasiones se quejan de lo mismo: Ryanair no cumple sus palabras. La compañía se comprometió a establecer la legislación laboral local, a negociar convenios colectivos y a que los empleados independientes pasaran de forma progresiva a formar parte de la plantilla.