El sector hotelero da por perdida la temporada después de la crisis del coronavirus. La previsión en Barcelona es que hasta septiembre sólo hayan abierto el 30% de los establecimientos y que el resto lo hagan más adelante, con la apertura de fronteras, la vuelta a la actividad económica y el regreso de las ferias y congresos.

El Gremi d’Hotels prevé una apertura escalonada de los centros, con medio centenar de aperturas en julio –entre ellas las del Hotel W de la ciudad y la del Hotel Arts–, una docena en agosto y cincuenta más en septiembre. En total subirán la persiana el 33% de los inmuebles, lo que representan 182 de los 400 que hay en la capital catalana.

MÁS CANCELACIONES QUE ALTAS

“Por ahora estamos viendo más cancelaciones de reservas que nuevas altas, en parte porque no hay mensajes claros. Hemos pasado de establecer una cuarentena a abrir las fronteras en julio, y a eso hay que sumarle que a la gente le da mucho respeto viajar”, afirma Manel Casals, director general del Gremi d’Hotels de Barcelona.

La ciudad condal suma un 85% de clientes extranjeros y el verano se plantea más duro en Barcelona que en la costa, que está haciendo una campaña para potenciar al público nacional y de proximidad.

“NO VAMOS A GANAR DINERO”

La cadena Catalonia tendrá abiertos desde este lunes 11 de los 27 hoteles que tiene en la capital catalana. “No vamos a ganar dinero y el mes de junio va a ser muy duro, pero hemos decidido dar un paso adelante porque entendemos que hay que dar ánimo a los trabajadores y porque tenemos que prepararnos y estar listos para cuando, a partir del 1 de julio, se abran las fronteras”, mantiene Félix Navas, director general de la Catalonia.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.