El Ayuntamiento de L'Hospitalet de Llobregat ha acordado medidas fiscales como la reducción de las tasas sobre servicios que no pueden desarrollarse y la suspensión de las cuotas de servicios municipales no prestados ante la pandemia de coronavirus.

El consistorio ha explicado este martes que el objetivo de estas "medidas extraordinarias" es "contrarrestar los efectos económicos del coronavirus en la población y en la actividad económica".

IMPUESTOS

En el caso del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), se les suprimirá el cargo que tendría que cobrarse el próximo 30 de abril a los contribuyentes que tengan los recibos domiciliados en ocho fracciones, y el importe se repartirá proporcionalmente en los siguientes pagos

El impuesto sobre vehículos de tracción mecánica, de circulación y los vados se aplazará el cobro hasta el 4 de mayo, en el caso de los recibos domiciliados, y hasta el 3 de junio en los no domiciliados.

Las tasas correspondientes actividades o servicios que no se puedan desarrollar durante el estado de alarma, como el de las terrazas y los mercados ambulantes, se reducirán proporcionalmente al tiempo que permanezcan cerrados.

EQUIPAMIENTOS MUNICIPALES

En cuanto a las actividades y servicios en equipamientos municipales también se suspenderá el cobro de las cuotas hasta que vuelvan a abrir como las guarderías, polideportivos municipales o la escuela de música.