GSMA, la empresa que organiza el Mobile World Congress 2020, ha cancelado la edición de este 2020 "por culpa de la preocupación por el coronavirus todo el mundo, especialmente en China, que ha hecho imposible su celebración". Así lo ha dicho Mats Granryd, Director General de la compañía norteamericana en una rueda de prensa este jueves. "Ha sido un motivo de fuerza mayor", ha añadido Granryd.

Tanto la compañía organizadora como las distintas instituciones públicas que colaboran para hacer posible el Mobile lo tenían "todo preparado" para hacer la mejor edición posible del congreso para este año 2020, según ha asegurado la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

SALUD Y REPUTACIÓN

Granryd ha indicado que, vista la precupación de las empresas por los efectos de este virus que derivaron en la cancelación de su participación en el MWC 2020, las prioridades de su empresa estaban muy claras. Y éstas eran "la salud y la reputación".

Además, el directivo norteamericano ha compartido que a lo largo de estos días se ha producido "una larga discusión interna en GSMA"  que ha derivado en la obligación de cancelar la edición de este año del congreso de tecnología. El Director General de la empresa organizadora del evento también ha tenido unas palabras de afecto con las víctimas mortales por el coronavirus en China al inicio de su intervención. 

VIABILIDAD IMPOSIBLE

GSMA ha decidido no seguir adelante por culpa de la preocupación por el virus en todo el mundo, que ha hecho imposible su viabilidad. Según el CEO de la empresa, John Hoffman, la expectación mediática de estas cancelaciones son "un gran indicador de que este congreso es mucho más que una reunión de empresas tecnológicas".

Hoffman ha entrado más al detalle de cómo han sido las últimas horas de la decisión final sobre si cancelar o no el congreso. "La situación ha cambiado día a día y hora a hora. Llegamos a la reflexión de si podíamos hacer el evento a escala más pequeña pero rápidamente vimos que la mayoría no iba a venir igualmente", ha manifestado el directivo estadounidense.

APLAZAR NO ERA UNA POSIBILIDAD

"Pensamos en aplazar el evento pero nos resultó imposible. No sabemos el alcance al que va a tener este virus", ha aclarado el dirigente. Además, según el líder de GSMA "hoy es un día muy oscuro y muy decepcionante pero mañana el sol volverá a salir", según ha contado un triste John Hoffman.

Hoffman ha emplazado a todos sus socios y a todos las personas y empresas interesadas en el sector de la tecnología móvil "a darles la bienvenida al MWC 2021", del que se van a poner a trabajar en su organización desde la próxima semana.

ÁMSTERDAM Y GINEBRA, SÍ; BARCELONA, NO

Ni Granryd ni Hoffman han querido entrara a valorar sobre por qué en Ámsterdam (Países Bajos) o Ginebra (Suiza) sí se celebran estas semanas congresos que acogen un volumen importante de visitantes y el Mobile en Barcelona, no.

En este sentido, el Director General de la GSMA ha asegurado que su compañía organiza el mayor congreso de tecnología móvil del mundo y que tienen "una responsabilidad muy grande con las empresas que vienen cada año a la ciudad".

LA LOGÍSTICA Y LAS INDEMNIZACIONES

La logística también ha resultado un problema de última hora. Y ha sido un argumento muy importante para la decisión final tomada por GMSA de cancelar el MWC 2020. Por ello, Hoffman ha afirmado que si los directivos de las compañías tecnológicas hubiesen venido, "debían estar en cuarentena a la vuelta a casa". Y esta cuestión "repercutiría negativamente en sus negocios en el futuro".

"No tiene sentido hacer un ecosistema en el que directivos hacen negocios con un virus en la sala", ha ironizado el líder de GSMA.

Granryd ha recordado que GSMA es "una ONG que todo lo que gana lo reinvierte en el sector" y que esperan que el seguro cubra las posibles indemnizaciones por la cancelación del evento puesto que, en todo momento, "la compañía ha seguido las recomendaciones de las autoridades europeas".

FIRA DE BARCELONA NO CORRE PELIGRO

Sobre el dinero que Fira de Barcelona dejará de ingresar este año a causa de la no celebración del Mobile, su presidente, Pau Relat, ha asegurado que la organización "tiene una economía diversificada para precisamente asumir este tipo de riesgos".

Eso sí, según ha asegurado el director de la Fira, Constantí Serrallonga, el 2020 será un año "más difícil" para la Fira pero su solvencia "está garantizada".