El grupo inversor estadounidense Apollo Global Management está ultimando la compra del Fairmont Juan Carlos I. Las conversaciones entre la propiedad del hotel de cinco estrellas, Barcelona Project’s, y el private equity están tan avanzadas que la operación ya se habría comunicado a la plantilla del complejo.

Según avanza Crónica Global, la adquisición está pendiente de un pago inicial de los inversores y la operación está intermediada por el bufete de abogados Cuatrecasas.

VENTA DEL COMPLEJO

Hasta cinco fondos y gestoras de inversión se han presentado a la puja por un hotel que es propiedad de Barcelona Project’s, sociedad inmobiliaria de la familia Ben Nasser, miembro de la familia real saudí y exministro nacional de Medio Ambiente hasta su fallecimiento en enero de este año.

La muerte del príncipe saudí aceleró la colocación del hotel que aterrizó en el mercado como otros en Barcelona: con la llegada de la pandemia.

PARTICULARIDADES DEL ESTABLECIMIENTO

El Fairmont Juan Carlos I se sometió a un lavado de cara hace seis años, en el 2014. Del alojamiento situado en el extremo sur de la avenida Diagonal penden el hotel, los jardines, un spa y el Palacio de Congresos de Cataluña.

El complejo abrió sus puertas por primera vez en 1992 en un terreno que era una concesión administrativa del Ayuntamiento de Barcelona. Ese permiso vence en 2042, por lo que la compañía que incorpore el alojamiento a su portafolio deberá asegurarse de que la administración pública renueva el permiso. En ello van las amortizaciones de las inversiones. Incluida la última reforma, que costó 40 millones de euros.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.