Glovo ha iniciado el procedimiento para un expediente temporal de regulación de empleo (ERTE) que puede afectar hasta al 38% de su plantilla total. 

En un comunicado este jueves, la compañía dirigida por Oscar Pierre ha puntualizado que están en la fase de negociación, estudio y análisis del ERTE, que se plantea por causas organizativas, no de fuerza mayor, y ha confiado en llegar a un acuerdo que ayude "a afrontar esta difícil situación".

AFECTACIÓN A LAS OFICINAS DE BARCELONA

La medida afectará a parte de los empleados de las oficinas en Barcelona, desde dónde se dirige el negocio globalmente y se da servicio a todas las filiales, en 22 países y a más de 300 ciudades, todos afectados por la situación provocada por el Covid-19, detalla Glovo.

La compañía emplea en España a unas 900 personas, por lo que dicho ERTE podría llegar a afectar en torno a 300 trabajadores.

Otra medida que implementará la compañía debido al impacto del coronavirus será que el equipo directivo a nivel global se reducirá entre un 75 y un 90% su salario durante un periodo de tres meses y, los cofundadores, Oscar Pierre y Sacha Michaud, renuncian a su salario durante el mismo periodo.

CAÍDA DE LA ACTIVIDAD

Glovo ha explicado que la crisis por la pandemia le obliga a adoptar "medidas temporales para asegurar la continuidad de su negocio y operativa de forma sostenible y garantizar la viabilidad de la compañía en el corto plazo".

Según la compañía, la crisis económica provocada por la pandemia está impactando directamente en su negocio a nivel global, y en España se está produciendo "una bajada importante de la actividad", su principal fuente de ingresos.

Pese a que el delivery está contemplado como una actividad esencial, afirma que "es público y notorio que la mayoría de las tiendas han cerrado, por lo que, si las mismas no ofrecen sus productos a través de la plataforma, los usuarios no hacen pedidos".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.