Pese a las numerosas protestas por parte de las plataformas de reparto y de sus repartidores, la ley rider está a la vuelta de la esquina. 

Este miércoles, 28 de julio, Glovo ha explicado que ha trabajado "a contrarreloj durante los últimos meses" para cumplir con la nueva legislación, que obliga a las compañías a contratar a los repartidores como asalariados. Por ello, Glovo ha anunciado que contratará a 2.000 repartidores en toda España. 

"TRANSICIÓN REAL Y JUSTA"

"Queremos que sea una transición real y justa, que cumpla con el marco legal y recoja la realidad del sector", han recalcado desde la plataforma de delivery, que con este plan de transición en España busca adaptarse a la nueva normativa.

Con la nueva ley, los trabajadores deberán tener horarios y retribuciones fijas. Además, deberá haber rutas concretas para aquellos servicios que, por su naturaleza, son viables tecnológica y operativamente.

TRANSICIÓN

La plataforma ha explicado que se trata de una primera fase de transición que, en los meses siguientes, seguirán completando y ampliando.

De esta forma, Glovo se adaptará a la nueva normativa, después de que el pasado mes de septiembre, el Pleno de la Sala Cuarta del Tribunal Supremo declarara que la relación existente entre un rider y la plataforma tenía naturaleza laboral.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.