ARCHIVADO EN:

Los garbanzos son uno de los ingredientes fundamentales en la dieta mediterránea y se pueden comer en ensaladas, cremas, humus, pucheros y mezclado con otros alimentos. Generalmente asociamos las legumbres a un consumo en seco, sabiendo que el método de conservación permite ingerirlos a lo largo de todo el año.

Por contra, el garbanzo verde en una nueva manera -o moda- de consumir la legumbre. Esta variedad nos permite comerlo como una verdura, dejando atrás el alimento que se guarda en lugares frescos, secos y protegidos por la luz.

POCA OFERTA

Los comerciantes de Mercabarna lo saben y es por esto que recientemente han decidido impulsarlo. Desde el polígono alimentario barcelonés apuntan que “va a modas” y que cuando un chef de renombre o un experto en gastronomía lo incita, el producto genera gran expectación en el sector.

El problema del garbanzo verde es la oferta. Es un producto con dificultad para encontrarlo y su precio solo está al alcance de algunos. En concreto, el alimento requiere una recolección muy cuidada y a mano, con lo que el precio del kilogramo puede situarse en los 25 euros.

EXCLUSIVIDAD

Es un hecho habitual que alguien que se dedica al mundo de la restauración y la gastronomía se interese por un producto. De esta manera, en Mercabarna cubren y proporcionan otros alimentos selectos y exclusivos para algunos establecimientos que les piden. Un ejemplo es el tomate azul, un alimento que se puede usar para guisos, salsas o mermeladas con un alto índice de antioxidantes.

Varios tomates azules en su punto de maduración

Una decena de tomates azules en la tomatera y en su punto de maduración

El procedimiento es sencillo. Alguien se interesa por un producto, le proporcionan en la medida de lo posible el alimento y al cabo de poco tiempo se hace popular. Es aquí cuando los comerciantes mueven hilos para conseguirlo y más tarde lo venden a precio de oro.

EL BOOM DEL AGUACATE

El garbanzo verde o el tomate azul son dos ejemplos muy claros, pero hoy en día con el incremento de población extranjera en el país los vendedores han tenido que adaptarse al nuevo mercado, adquiriendo así nuevos alimentos para cubrir las necesidades de todas las culturas.

La comida sana y el mundo healthy han sido también el detonante de este repunte de nuevos alimentos, sobre todo con el boom del aguacate. El factor de este fruto ha causado un gran revuelo en todos los países, y muchos de ellos se han visto obligados a producir centenares de árboles de este fruto para cubrir la gran demanda que exige la sociedad.