Foment del Treball pide cerrar el definitivamente el conflicto del taxi y defiende el uso de las nuevas tecnologías en toda actividad empresarial. A pocas semanas del Mobile, la patronal catalana reclama un acuerdo entre las partes para que Barcelona pueda mostrarse de nuevo al mundo como el centro de la tecnología y la innovación del mundo, y al sector del taxi que acepte los avances tecnológicos.

En un comunicado hecho público este domingo, la confederación exige un compromiso de las administraciones públicas, los sectores empresariales de la movilidad y el transporte de Barcelona y sus trabajadores, para hacer posible un acuerdo "con la voluntad de defender la competencia, potenciar la eficiencia del servicio y facilitar la creación de ocupación". Foment pone especial énfasis en la necesidad de evitar "la pérdida de miles de trabajos". 

MOVILIDAD SEGURA Y MODERNA

Presidido por Josep Sánchez Llibre, Foment defiende también que los ciudadanos puedan elegir el servicio de transporte que desean y apuesta por "una oferta de movilidad segura, moderna y de calidad" y recuerda como, que al igual que la práctica totalidad de los sectores de actividad industrial y servicios, el taxi ha visto "como la imparable revolución digital ha transformado su modelo de negocio y su posición de centralidad" en el transporte de pasajeros.

Para Foment, la irrupción de plataformas digitales que ofrecen el servicio de transporte de viajeros con alquiler de vehículos con conductor (VTC) es solo un caso más del impacto que "la transformación digital de la economía tiene en los modelos de negocio de los sectores más tradicionales" y opina que no abordar esta cuestión con seriedad puede dejar a Barcelona y Catalunya "al margen del progreso y las transformaciones económicas y sociales". "Nos encontramos ante un problema que las administraciones deben considerar desde una triple perspectiva: la movilidad, la competencia y los derechos ciudadanos", añade la confederación de empresarios.

CREACIÓN DE OCUPACIÓN

Foment aboga por respetar "las normas de la libre competencia, fomentar la actividad empresarial y la producción industrial e incoporar a todos los niveles el progreso que conlleva irse adaptando a las nuevas tecnologías". Y pide a los administraciones buscar un acuerdo de los actores empresariales implicados en la movilidad de Barcelona para defender sus derechos y la competencia, "fomentar la eficiencia del servicio y facilitar la creación de ocupación y no la pérdida de miles de puestos de trabajo".

Sánchez Llibre Foment
Josep Sánchez Llibre, presidente de Foment, pide a los taxistas que acepten las nuevas tecnologías

A pocas semanas del inicio de una nueva edición del Mobile, la patronal apuesta a que, de nuevo, Barcelona muestre su capacidad de ser el centro de la tecnología y la innovación del mundo y pide un compromiso a administraciones, empresas y trabajadores para lograrlo. "Las administraciones deben hacer frente a sus responsabilidades y no aplazar más una cuestión que, si no se resuelve, corre el riesgo de deteriorarse a corto plazo".

NUEVOS MODELOS DE NEGOCIO

Foment recuerda que respecto a 2011 se observa un fortalecimiento de la ciudad como centro de negocios e innovación, percepción que también se incrementa entre los barceloneses, que atribuyen al Mobile World Congress un efecto dinamizador, y sostiene que la nueva industria emergente de Barcelona va ampliando  su abanico con nuevos modelos de negocio y es percibida en el mundo como "emprendededora, tecnológica biomédica y digital".