Sánchez Llibre en instalaciones de Metrópoli Abierta / PABLO MIRANZO
Sánchez Llibre en instalaciones de Metrópoli Abierta / PABLO MIRANZO

Foment pide un gran pacto para ampliar el aeropuerto de El Prat

Sánchez Llibre considera que la recuperación económica de Barcelona pasa por ser más competitiva

La recuperación económica de Barcelona pasa, en parte, por una mejora de sus infraestructuras y la ampliación del aeropuerto de Barcelona-El Prat es fundamental. El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, ha pedido un gran pacto institucional entre las administraciones públicas y la complicidad de las autoridades de la Unión Europea para activar un proyecto que suscita algunas diferencias entre socialistas y comunes, cada vez más matizadas, en el Ayuntamiento de Barcelona.

Sánchez Llibre confía en un pacto entre el Gobierno de España, la Generalitat de Cataluña, el Área Metropolitana de Barcelona y los ayuntamientos de Barcelona y del Baix Llobregat para relanzar la ampliación del aeropuerto. Consideran que esta infraestructura es fundamental para el progreso económico de Barcelona, muy castigada como todas las ciudades por el coronavirus. El máximo dirigente de Foment también aboga por la ampliación del Port de Barcelona y por impulsar el Corredor del Mediterráneo y la futura estación de la Sagrera.

HUB AEROPORTUARIO INTERNACIONAL

“Consideramos que una de las palancas para la recuperación económica son las inversiones en infraestructuras y, dentro de éstas, la de convertir el aeropuerto de Barcelona-El Prat en un hub aeroportuario intercontinental para ganar competitividad e incrementar el progreso económico en Cataluña”, ha destacado Sánchez Llibre.

El presidente de Foment, partidario de la máxima estabilidad política en Cataluña y España, considera que Barcelona se juega mucho en los próximos años. “No nos podemos permitir el lujo de perder la gran oportunidad que puede representar poner de nuevo a Barcelona en el mundo”, ha enfatizado Sánchez Llibre.

LAS CIFRAS

La ampliación prevista en el Pla Barcelona consiste en una nueva terminal Satélite y la ampliación de 500 metros de una de las pistas paralelas. La inversión estimada es de 1.700 millones de euros entre 2022 y 2026. Otras cifras de esta infraestructura que cuenta con el visto bueno de las fuerzas políticas son: 83.000 empleos directos y 350.000 empleos nuevos. También estimularía el crecimiento en más de dos puntos del PIB catalán, de 6,8% al 8,9%.

Terminal T1 del Aeropuerto Barcelona-El Prat en una imagen de archivo
Terminal 1 del aeropuerto de El Prat / ARCHIVO

Foment busca el máximo consenso posible entre todos los actores institucionales de la vida económica y social de Barcelona y Cataluña para recuperar el espíritu del 4 de marzo de la Estació del Nord, replicando “Basta YA, sí a la ampliación del aeropuerto de Barcelona-El Prat”.

ENTIDADES A FAVOR

El sector económico de la ciudad, mayoritariamente, se ha posicionado ya a favor de la ampliación del aeropuerto. Las entidades más representativas que avalan la propuesta de Foment son Barcelona Global, Cámara de Comercio de Barcelona, Círculo de Economía, Esade, Femcat, IESE, Pimec y el Racc.

La ampliación del aeropuerto requiere también un acuerdo de Aena con el Port de Barcelona para no perjudicar la operativa y capacidad de terminales de carga y descarga del puerto. Desde Foment reivindican el equilibrio entre la política ambiental y la competitividad de la economía.

EL FUTURO DE BARCELONA

En una entrevista concedida a Metrópoli, Sánchez Llibre recordó que el turismo ha sido una de las fuentes de riqueza más importantes de la economía española en las últimas décadas y lamentó que “la crisis económica del coronavirus es la peor que hemos sufrido desde la Guerra Civil”. El presidente de Foment abogó por “reinventar el turismo” y pidió el cese de las hostilidades entre el Gobierno Central y de la Generalitat para impulsar otras infraestructuras básicas.

Jaume Collboni y Ada Colau, en un acto del Ayuntamiento / EUROPA PRESS
Jaume Collboni y Ada Colau, en una reunión en el Ayuntamiento de Barcelona con los sectores económicos de la ciudad / EFE

La ampliación del aeropuerto de El Prat enfrentó a los dos socios de gobierno en el Ayuntamiento de Barcelona. Mientras el PSC ha defendido siempre la mejora de esta infraestructura, en los comunes se alzaron muchas voces críticas, por motivos medioambientales. Junts per Catalunya, Ciutadans, PP y Barcelona pel Canvi también se han posicionado a favor de la ampliación del aeropuerto.

COLAU MODERA SU POSTURA

En los últimos meses, Colau ha suavizado sus reticencias iniciales. No obstante, su visto bueno incluye algunos matices. “No tiene sentido hablar únicamente de ampliar el aeropuerto de El Prat sin hablar de reducir las emisiones. No es responsable”, manifestó la alcaldesa a principios de 2020.

Más crítica se ha mostrado Janet Sanz, teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad de Barcelona. En marzo de 2020, Sanz expresó: “El debate no es aeropuerto sí o aeropuerto no. El debate tiene que centrarse en cómo el aeropuerto puede sumarse a la lucha contra la crisis climática. A estas alturas, la propuesta de Aena no haría más que agravarla”. Meses después, en plena pandemia, Sanz se mostró a favor de la desaparición de la industria automovilística de Barcelona, palabras que sentaron muy mal en el PSC y en amplios sectores de la ciudad.

Jaume Collboni, líder del PSC, considera que la ampliación del aeropuerto facilitaría la recuperación económica de Barcelona y aboga por seguir “criterios ecológicos” y de “sostenibilidad”.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.