El consorcio hotelero Majestic entregó en 2019 a sus accionistas 9,8 millones de euros en concepto de dividendo. De esa cantidad, 3,5 millones provinieron de los resultados del ejercicio y 6,3 millones se sufragaron con cargo a las reservas acumuladas. En el periodo anterior se realizó una distribución similar, por importe conjunto de 8 millones.

Tal salida de recursos explica la merma de la dotación del patrimonio de la empresa, que se reduce a poco más de 11 millones. Las deudas bancarias se cifran en 47 millones.

REFINANCIACIÓN

Hace cuatro años, Majestic negoció con sus prestamistas el alargamiento de los plazos de amortización de los pasivos. Para obtenerlo, la familia propietaria hubo de aportar a las entidades acreedoras, como garantía, su imponente edificio esquinero de paseo de Gràcia/calle Valencia, que ilustra esta información.

Grupo Majestic pertenece a partes iguales a los siete hermanos Ángeles, Dolores, Dulce, Olga, Rafael, Andrés y Leonardo Soldevila Casals, a razón de un 14,28% cada uno.

ENTRAMADO

El establecimiento más representativo y conocido de la saga es el de paseo de Gràcia, un 5 estrellas gran lujo, que incluye también los apartamentos Majestic Residence.

La red se compone, además, del Murmuri Barcelona, el Murmuri Residence Concepció, el Midmost y el Denit, todos ellos en la Ciudad Condal; de tres hospedajes MiM situados en Barcelona, Sitges y Mallorca; y el Sant Francesc, asimismo en Mallorca.

CIERRES Y ERTES

Toda la cadena echó el candado en marzo, tras la declaración del estado de alarma nacional. El cese de actividad vino acompañado de expedientes de regulación temporal para los 500 empleados.

Desde entonces solo han reabierto dos. El Midmost, que lo hizo en mayo, pero por poco tiempo porque en octubre volvió a bajar la persiana debido a la escasa afluencia de clientela. Y el opulento mascarón de proa Majestic, que desde octubre vuelve a funcionar contra viento y marea.

ESTRENOS FUSTRADOS

Durante el último trimestre ha nutrido su ocupación, sobre todo, de miembros de la alta burguesía catalana y de algunos hombres de negocios.

El resto del entramado Majestic sigue cerrado y sin fecha de apertura prevista a corto plazo.

La corporación planeaba inaugurar en 2021 sendos hoteles en Baqueira y Mallorca, pero dada la situación del sector y el Covid se ha pospuesto la apertura al público hasta nueva orden.

DESCALABRO

El conglomerado de los Soldevila declaró en 2019 una cifra de negocio consolidada de 52 millones, con alza de tres millones. El beneficio cayó de 9,5 a 7,4 millones.

En la casa se abstienen de facilitar los datos relativos al cierre del ejercicio 2020, recién concluido. Pero dadas las graves vicisitudes vividas desde que en marzo se desencadenó la pandemia, no parece probable que Grupo Majestic alcance a obtener resultados equilibrados.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.