El Espanyol ha informado este jueves sobre el cierre de forma definitiva de su tienda en La Rambla debido a la crisis provocada por el coronavirus, aunque la entidad catalana asegura en un comunicado que desea mantener esta iniciativa en el centro de la ciudad cuando se recupere la normalidad.

CAMBIO DE LA POLÍTICA DE NEGOCIO

Por otro lado, el club blanquiazul cifró en dos millones de euros la compensación a los socios y abonados, debido a la imposibilidad de ver los partidos de LaLiga de forma presencial en la presente temporada. El Espanyol regaló el carnet de socio de la campaña 2020-21 y compensó con un 20 por ciento los abonos.

El coronavirus ha cambiado la política de negocio del Espanyol. La entidad ha reorientado la estrategia comercial para los patrocinadores con la creación de contenido en las redes sociales. Además, la entidad también ha negociado con LaLiga la incorporación de nuevos elementos publicitarios.

CANCELACIÓN DE LOS EVENTOS

La delicada situación creada por la pandemia ha afectado a la agenda de actos extradeportivos. El club catalán se ha visto obligado a anular todos sus eventos comerciales previstos para este verano, incluido el concierto del cantante estadounidense Marc Anthony, que ya buscando nuevas fechas para el año 2021.

En el plano estrictamente deportivo, el coronavirus también ha obligado a aplazar todas las giras del primer equipo previstas para este verano.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.