ARCHIVADO EN:

La empresa Simón, de Barcelona, dobló el importe de sus beneficios consolidados hasta los 23 millones en el año anterior al covid, según las cuentas que acaba de entregar al Registro Mercantil con notable retraso sobre el plazo reglamentario.

El excedente es uno de los más altos registrados en sus 105 años de historia, aunque todavía anda lejos del cuatrienio glorioso 2004-2007. En aquel momento, cuando la burbuja inmobiliaria se hinchaba como un globo, Simón amasó unos beneficios de 150 millones.

EXPANSIÓN ASIÁTICA

Simón es un titán fabril, constituido en Olot (Girona). Dispone de factorías en diez países y vende sus manufacturas en casi un centenar. Su conglomerado societario incluye 25 filiales.

La compañía produce pequeño material eléctrico y electrónico, aparatos de iluminación, dispositivos de control de accesos y vídeo-vigilancia, sistemas de conexión de voz, datos y multimedia, y canalizaciones. En conjunto, el conglomerado emplea a 3.320 personas, de ellas 1.500 en sus plantas ubicadas en China. El gigante amarillo, junto con España, son sus dos principales mercados.

PATRIMONIO ROBUSTO

Las magnitudes económicas del grupo son espectaculares. El valor de coste de sus edificios industriales y las inversiones realizadas en ellos en el curso de los últimos lustros alcanzan los 270 millones.

Los fondos propios se elevan a 298 millones. Se pueden contar con los dedos de las manos las sociedades catalanas que lucen semejantes niveles de capitalización. Frente a tales recursos, la deuda bancaria de Simón se reduce a 12 millones. La tesorería y otros recursos líquidos suman 60 millones.

INGRESOS

Las ventas del grupo se cifraron en 276 millones, con un pequeño avance de dos millones. Dos tercios corresponden al negocio internacional.

GRUPO SIMÓN EN CIFRAS (en millones de euros)
Año Giro Resultado Fondos propios Dividendo
2019 276 22,9 298 6,9
2018 274 11 285 7,3
2017 280 14 283 4,8
2016 258 2,5 272 5,2
2015 263 8 282 3,9
2014 222 -2,3 278 4,5

La facturación todavía anda lejos del récord histórico de la casa, 310 millones, que se batió en 2007, en el apogeo de la anterior fiebre constructiva.

SOCIEDADES DE CARTERA

El cuerpo accionarial de Simón es de carácter estrictamente familiar. Lo componen las entidades barcelonesas Trininvest e Inversions Bisema, con el 25% cada una; Inversions Corriols e Inversions Jac, con el 11% una y otra; y Batet d'Inversions, 10%.

El 18% restante obra en poder de otros socios minoritarios.

ACCIONISTAS Y HEREDEROS

Trininvest pertenece a María Dolores Simón Agustí, su esposo Javier de Trinchería Polo y sus hijos Nicolás, Susana y Arturo de Trinchería Simón.

Bisema gira en la órbita de María Asunción Simón Agustí, más sus descendientes Sergio y Bibiana Vives Simón.

Corriols es propiedad de María Ángeles Simón Adroher, más Rafael, Silvia y Elisabet Serra Simón.

Jac está participada por Gloria Simón Adroher, Alejandra, Adriana y Ricardo Aubert Simón.

Por último, Batet está dominada por Maria Carme Simón Adroher, además de Miquel y Andreu Gómez Simón.

DIVIDENDOS

El consorcio repartió un dividendo de 6,9 millones con cargo a reservas, frente a los 7,3 millones del año precedente. En el último sexenio Simón ha entregado a sus accionistas 33 millones por tal concepto.

El cuartel general de Grupo Simón se encuentra en la Ciudad Condal, calle Diputació esquina Nàpols. En dichas oficinas radica la sede social de Simón Holding y de todas las patrimoniales citadas. También alberga la dirección general, los servicios corporativos jurídicos, financieros, de recursos humanos y de marketing, así como la plana mayor del potente departamento de investigación y desarrollo.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.