Newrest, uno de los gigantes del catering para líneas aéreas, abandona Cataluña después de 30 años y se traslada a Madrid, según informa Crónica Global. La sede española de Newrest estaba ubicada en el polígono industrial Mas Blau II, junto al aeropuerto de El Prat. Ahora se traslada al aeropuerto de Barajas.

Empresa creada en 1996 bajo el nombre de Catair y controlada por capitales franceses, Newrest factura casi 2.000 millones de euros anuales y da empleo a 31.000 personas. La subsidaria española factura 75 millones de euros.

La salida de Newrest se añade a la fuga masiva de empresas de Catalunya desde el pasado 1 de octubre por la inestable situación política que vive la comunidad autónoma.