ARCHIVADO EN:

El día después de anunciar que ha conseguido 115 millones de euros en una ampliación de capital, los trabajadores de Glovo han presentado una demanda ante Inspección de Trabajo de Barcelona porque consideran que ejercen su trabajo como falsos autónomos.

La demanda la ha presentado la Intersindical Alternativa de Catalunya (IAC) en nombre de un colectivo de repartidores de Glovo. El abogado del Col·lectiu Ronda Nacho Parra, que asesora al colectivo, ha explicado a Europa Press que con esta denuncia se quiere reconocer la condición de trabajadores por cuenta ajena de Glovo y que su relación con la empresa es laboral y no mercantil.

Parra ha razonado que el contenido es similar al que presentaron repartidores de Deliveroo y por la que la Inspección de Trabajo de Barcelona consideró que tenían una relación mercantil con la multinacional y le reclamó un total de 1,3 millones de euros en cuotas atrasadas a la Seguridad Social.

MAYOR INDEMNIZACIÓN

En el caso de que la demanda prospere, la indemnización a pagar por Glovo podría ser considerablemente superior a la de Deliveroo, según el abogado, ya que la compañía barcelonesa cuenta con una plantilla de repartidores mucho mayor.

El abogado ha indicado que, si la denuncia prospera -podría tardar en resolverse más de un año-, la cuantía a pagar por Glovo podría ser considerablemente superior a la de Deliveroo, puesto que la primera cuenta con un número considerablemente mayor de repartidores, alrededor de 3.500 trabajadores solo en Barcelona.

RESPUESTA DE GLOVO

Desde Glovo han insistido en que la relación que la une con los repartidores "se ajusta a la legalidad", tal y como han informado en un comunicado. "Creemos que los 'riders' que se manifestan no representan a la mayoría de las personas que colaboran con la plataforma", ha sostenido la empresa.