ARCHIVADO EN:

Las plataformas de alquiler vacacional han retirado en dos años más de 4.000 anuncios de pisos turísticos ilegales en Barcelona. Así lo ha dado a conocer este lunes el Ayuntamiento de Barcelona tras una reunión con algunas de estas empresas, entre ellas Airbnb, con quien el consistorio ha firmado las paces y ha acordado una cesión de datos para combatir la ilegalidad. Unos 3.500 anuncios retirados son de Airbnb, según el consistorio. Pese a la reducción de la oferta ilegal, el gobierno municipal ha puesto sobre la mesa que este verano se han detectado mas de 1.700 apartamentos sin licencias en anuncios de distintas empresas.

Tras la reunión con la teniente de alcaldía, Janet Sanz, fuentes de la plataforma han recordado que Airbnb cuenta con una casilla, que se tiene que rellenar obligatoriamente, para identificar los números de licencia de las viviendas de uso turístico. El encuentro es el primero en el que ha tomado parte Airbnb a nivel político, aunque ya había participado en citas técnicas. También han asistido el regidor de Turismo, Agustí Colom, y representantes de Apartur, Homeaway, Rentalia y Booking. 

CESIÓN DE DATOS

El Ayuntamiento y Airbnb trabajan para eliminar todos los anuncios de pisos ilegales. "Creemos en el poder de esta iniciativa, pero para que este grupo funcione, el Ayuntamiento debe exigir a todas las plataformas el mismo nivel de cumplimiento y altos estándares", afirma Airbnb. La teniente de alcaldía dice que el consistorio y Airbnb han acordado la cesión de datos para compartir información y facilitar la comprobación de que los pisos ofertados son legales.

Según Sanz, este junio se han detectado 1.714 anuncios ilegales en distintas plataformas: 1.082 en Airbnb; 424, en Wimdu; 115, en Homeaway; siete, en Niumba; 18, en Only Apartments; 22, en Rentalia, y 46, en Tripadvisor. El Ayuntamiento ha insistido en la necesidad de retirar los anuncios ilegales de Airbnb y Wimdu, los operadores con un mayor número. Entre los dos suman más de 1.500. La regidora ha destacado el compromiso de las plataformas y de los mecanismos de colaboración y ha lanzado un mensaje de "tolerancia cero" a la oferta ilegal.

Hace unas semanas, el Ayuntamiento informó que tiene detectados y funcionado 1.793 pisos irregulares en la ciudad. En todos ellos ya se ha dictado la orden de cese de actividad. Por contra, en dos años, el consistorio aseguró que ha cerrado 2.355 viviendas irregulares. El número de expedientes abiertos son 10.635.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.