El polémico evento musical Primavera Sound, que se celebra en las instalaciones del Parc del Fòrum del 30 de mayo al 1 de junio próximos, está regado con abundantes fondos públicos gracias al aluvión de subvenciones que logra año tras año.

El Primavera Sound goza de la inmensa suerte de contar con dos poderosos protectores: la Generalitat de Cataluña y el Ayuntamiento de Barcelona.

En 2017 y 2018, el Govern le concedió 325.000 euros por medio del Institut Català de les Empreses Culturals, a razón de 175.000 euros el primer año y 150.000 el segundo.

LA "GENEROSIDAD" DE COLAU

Como esto le debió parecer poco, aún le soltó 21.521 euros por la “internacionalización” del festival en 2017 y otros 8.115 euros en 2018. Para rematar la faena le regaló 20.357 euros en 2017 y 15.108 un año después por el etéreo concepto “sello discográfico”, más una propina de 2.775 euros por “eficiencia energética”. En total, 392.876 euros.

El consistorio de Ada Colau tampoco es manco a la hora de lubricar las arcas del Primavera Sound. En los últimos dos años le ha asignado 277.000 euros.

Por último, es de citar la contribución del Gobierno balear, cuya consejería de Cultura le brindó una módica mordida de 2.775 euros por la exótica rúbrica “gira Oso Leone”.

ESCAMOTEOS TRIBUTARIOS

Lo que estas dadivosas instituciones desconocen es que Primavera Sound elude al fisco impuestos a destajo.

Los funcionarios de la Agencia Tributaria revisaron los de sociedades, IVA y renta de no residentes, correspondientes a los ejercicios 2010, 2011 y 2012.

Tras ello, en 2015 Hacienda extendió una serie de actas por importe de 402.866 euros, por cuotas e intereses.

Adicionalmente, impuso al Primavera Sound sanciones por nada menos que 516.394 euros. En total, la sociedad organizadora hubo de pagar a la Agencia Tributaria 919.260 euros.

El correctivo más voluminoso concierne al impuesto de sociedades de 2010 a 2012, por el que le propinó 225.195 euros por cuota e intereses, así como una sanción de 338.543 euros. La empresa ha presentado varias reclamaciones al Tribunal Económico-Administrativo, que todavía están pendientes de resolución.

ADMINISTRADORES

Todos estos y otros pormenores se reseñan en la memoria de las cuentas anuales de Primavera Sound, correspondientes al ejercicio 2017/2018, que concluyó el pasado 30 de junio. El balance de la compañía lleva la rúbrica de su órgano de gobierno.

Éste lo componen el presidente Pablo Nicolás Soler Soler, los vocales Gabriel Ruiz Rodríguez, Alfonso Lanza García, José Alberto Guijarro Rey, Sonia Saura Quesada, Borja Soler Fillat, David Michael Barnes y Barrie Duncan Health.

Los dos últimos representan al nuevo accionista que entró en el capital el año pasado, la firma inglesa Y Festivals Limited, filial del consorcio estadounidense The Yucaipa Companies LLC.