La empresa Haibu 4.0 sabía que impulsar los pisos colmena no sería fácil. El concepto de “nicho” en el que dormir –tan normalizado en países asiáticos con alta densidad de población– no gusta ni un pelo al Ayuntamiento de Barcelona. Este miércoles, tras varios intentos, la Guàrdia Urbana ha precintado el local en obras de la calle Constitución en La Bordeta. Este gesto ha desatado la ira de Haibu 4.0. “Ada, nos vemos en los tribunales”, han advertido en un acto reivindicativo este jueves.

En declaraciones a Metrópoli Abierta, el gerente de la empresa, Marc Olivé, ha anunciado que este mismo viernes acudirán a los juzgados para interponer una demanda contra el consistorio que lidera Ada Colau por “el acoso ilegal” y el precinto “sin notificación previa”. Tal como ha contado Olivé, según su equipo jurídico su actuación se sitúa “dentro del marco legal”. Es por eso que en el acto han repartido folletos –sin secretismos– para informar a los vecinos del tipo de espacio que pretenden abrir.

ERRE QUE ERRE: ACONDICIONARÁN EL LOCAL

Su intención es acondicionar el local con sus correspondientes habitáculos para 15 personas, y luego proceder a la catalogación del Ayuntamiento. “Cuando estén listos nos gustaría que los viera el consistorio y que determinara si entran en la categoría de hostel u otra”, ha añadido.

Imagen de los precintos de Haibu 4.0 en los que lanzan mensajes a Colau / MA
Imagen de los precintos de Haibu 4.0 en los que lanzan mensajes a Colau / MA

Pero los comuns no quieren ni oír hablar de los pisos que consideran “infravivienda”. El Ayuntamiento ha recalcado que este precinto garantiza que las obras no continúen. Además informa de que, además, se procederá a la retirada de maquinaria y materiales de obra, así como al corte de servicios de agua, gas y electricidad, como prevé el reglamento sobre protección de la legalidad urbanística.

¿SIN ORDEN JUDICIAL?

Por su parte, la empresa Haibu 4.0 ha afirmado que no se les ha mostrado la orden judicial para precintar. Según sostienen, en el momento de la intervención no había nadie en el local, por lo que la comitiva "ha reventado la puerta" para acceder a su interior. Este jueves, además de mofarse de los precintos oficiales del consistorio, han arreglado la puerta de entrada con el fin de seguir próximamente con las obras. También han añadido otros precintos con el logotipo de la empresa (y la abeja) contestando a Colau: “Lo indigno es dejar gente en la calle”.

El habitáculo de los pisos colmena por dentro / Haibu 4.0
El habitáculo de los pisos colmena por dentro / Haibu 4.0

Tal como defienden, "los técnicos no han querido mostrar la orden judicial que decían que traían, y nos han dicho que si queremos información, nos tendríamos que dirigir al Juzgado Contencioso Administrativo número 7 de Barcelona".

UN MODELO 'MADE IN ASIA'

Los mediáticos pisos colmena se presentan como alternativa para aquellas personas de fuera que trabajan o estudian en Barcelona. Por unos 200 euros al mes, uno tiene acceso a una cápsula, en la que hay colocada una cama, una estantería y una mesita. El inquilino también puede compartir con otras personas del local un salón con microondas y un baño. Además, la persona tendrá acceso al Wi-Fi y limpieza de las zonas comunes.