Home Meal, la sociedad propietaria de la cadena de tiendas de comida para llevar Nostrum, se ha presentado concurso de acreedores después de que una de sus entidades acreedoras haya decidido embargar las cuentas de la empresa.

A pesar de que el pasado mes de septiembre la compañía firmó un acuerdo para refinanciar su deuda a corto plazo por un importante de 10 millones de euros, en la noche de este martes, Quirze Salomó ha informado de "la decisión unilateral y de última hora de una sola de las entidades del 'pool' bancario de embargar las cuentas de la sociedad, lo que ha provocado la ruptura del acuerdo de refinanciación", impidiendo a Home Meal "operar normalmente".

La firma catalana considera que esta decisión no sólo perjudica sus intereses, sino también a los del resto de la banca y tenedores de pagarés cotizados, que componen más del 90 % de la deuda de la sociedad.

Ante esta situación, Home Meal se ha visto obligada a presentar concurso de acreedores "para salvaguardar el bien común, la continuidad de la sociedad, así como los intereses de los accionistas, resto de acreedores, trabajadores, clientes y proveedores".

Home Meal dobló sus pérdidas en 2017 y acabó el ejercicio con unos números rojos de 3,46 millones de euros, frente a los 1,52 millones de pérdidas de 2016.

LA CRIPTOMONEDA COMO PLAN DE EXPANSIÓN 

La sociedad lleva además casi un año inmersa en el lanzamiento de su propia criptomoneda, denominada Meal Token. El objetivo del grupo catalán era captar 50 millones de euros a través de esta oferta inicial de moneda (ICO, por sus siglas en inglés) para financiar su plan de expansión, que preveía pasar de los 130 establecimientos actuales a los 800 en toda Europa en un plazo de cinco años.

Sin embargo, el lanzamiento de esta criptomoneda, lleva varios meses de retraso y que puede quedar finalmente en el aire ante la compleja situación económica de la compañía.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.