Empiezan de forma oficial las negociaciones entre Nissan y los sindicatos para reducir 600 puestos de trabajo de la fábrica de Barcelona. 

Tal como informa el portal Coche Global, el lunes comenzó el diálogo con la mesa oficial. Hasta el momento, los sindicatos denuncian que las negociaciones han comenzado con una rebaja de las condiciones de la anterior propuesta, que tenía como puntos principales un plan de prejubilaciones y bajas incentivadas. 

UN 10% MENOS

Una de las nuevas ofertas que ha planteado esta semana la multinacional japonesa es la de pagar un 80% del sueldo a los trabajadores prejubilados, lo que supone un 10% menos que la oferta pactada en verano. 

En octubre de 2018 abandonaron la planta de la Zona Franca 103 empleados, pero en este caso cobrando el 90% del sueldo por 12 pagas hasta la jubilación efectiva a los 63 años. 

MISMAS CONDICIONES 

Desde los sindicatos se advierte que no se aceptarán cláusulas diferentes de las que se pactaron en el verano pasado. Estas contemplaban una serie de condiciones para prejubilar a 500 personas a partir de los 55 años, así como un conjunto de ofertas para los trabajadores que decidiesen acogerse a una baja incentivada

Respecto a este último aspecto, los sindicatos quieren que Nissan pague, como mínimo, lo mismo que en 2018 por las bajas incentivadas, es decir, que abone 50.000 euros más que se suman a la indemnización por despido objetivo. 

MEJORES OFERTAS

Desde UGT se espera que Nissan mejore su oferta formulada en el inicio de la negociación para facilitar la firma de un acuerdo. 

El sindicato CCOO, por otro lado, explicó el lunes en un tuit que se sigue esperando respuesta a sus peticiones por parte de la Dirección de Nissan.

NUEVOS OBJETIVOS 

Los sindicatos del comité de empresa quieren que Nissan se comprometa a fabricar, como mínimo, 175.000 vehículos anuales en comparación con los poco más de 70.000 que se fabrican ahora. 

No obstante, según la dirección de la multinacional, por ahora no está previsto adjudicar ningún modelo nuevo a la fábrica de Barcelona.

En estos momentos, los objetivos a corto plazo de la empresa son mejorar la competitividad de la planta reduciendo la plantilla e invertir 70 millones en una nueva nave de pintura