La dirección de Nissan y los sindicatos han llegado a un preacuerdo para la salida de 600 empleados de sus centros de Barcelona (Zona Franca y Montcada i Reixac) a través de prejubilaciones y bajas incentivadas.

Según han informado los sindicatos de Comisiones Obreras y UGT, el preacuerdo, que tendrá que ser ratificado por las asambleas de trabajadores, prevé unas 550 prejubilaciones con el 90% del salario hasta los 63 años, edad de la jubilación.

Para el resto de trabajadores de la compañía, unos 50, serán bajas incentivadas que recibirán la correspondiente indemnización, más 50.000 euros netos. El acuerdo al que han llegado tiene previsto una paga no consolidada del 1% en 2019 y una subida salarial del 1% para los próximos dos años.

MANTENER EL NIVEL DE EMPLEO EXISTENTE

La compañía se ha comprometido a trabajar para “mantener el nivel de empleo existente” una vez realizadas las salidas pactadas. En este sentido, Nissan ha asegurado que, en la medida de lo posible, no habrá otras medidas de reestructuración durante el convenio. Por el contrario, la empresa ha asegura que, si fuera necesario tomar nuevas medidas, se abriría una negociación con los representantes de los trabajadores priorizando planes de prejubilación.