ARCHIVADO EN:

No ha habido acuerdo. Este viernes, Nissan Motor Ibérica ha anunciado a los representantes de los trabajadores de los centros de Barcelona (Zona Franca y Montcada) el inicio del proceso para la próxima presentación de una regulación de empleo colectiva y que afectará a 600 trabajadores. "La decisión persigue el imperante objetivo de la compañía de alcanzar un acuerdo que permita llevar a cabo las medidas de ajuste necesarias para poder garantizar la competitividad y la sostenibilidad de las plantas de Barcelona", ha resaltado a través de un comunicado.

Por otro lado, la multinacional también ha confirmado su intención de invertir 70 millones de euros en una nueva planta de pintura de acuerdo con los nuevos requisitos medioambientales. "Esta inversión está condicionada a la consecución de las medidas de ajuste planteadas", ha señalado.

REDUCCIÓN DE 600 PERSONAS

El fabricante, que pretende una reducción de plantilla de 600 personas, sigue apostando por priorizar las medidas de carácter voluntario y un plan de prejubilaciones. Las condiciones que ofrece la dirección en la regulación son compensar a los trabajadores que se acojan a las prejubilaciones con el 80% del salario neto hasta la jubilación a los 63 años.

La dirección de Nissan Motor Ibérica ha dado un plazo de 14 días a la representación social para constituir la comisión negociadora, periodo a partir del cual se iniciarán las negociaciones. Las últimas reuniones con el comité de empresa para negociar las medidas de competitividad y el XXIV Convenio Colectivo no han resultado fructíferas.

MOVILIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES

Tras el anuncio, los sindicatos de Nissan preparan un calendario de movilizaciones, que no descarta la huelga y que incluirá una protesta durante la celebración en mayo del próximo Automobile Barcelona