La cadena de supermercados Mercadona ha anunciado que este mes de febrero sustituirá definitivamente las bolsas de plástico de sus 259 supermercados en Catalunya por bolsas de papel, de rafia, y por otras de materiales que puedan ser reutilizables y reciclables.

En un comunicado, la compañía ha precisado que, también a partir de febrero, esta práctica se extenderá hasta llegar a las más de 1.600 tiendas que Mercadona tiene en España. Está previsto que este proceso culmine a mediados del próximo abril.

MATERIALES SOSTENIBLES

En concreto, la cadena de supermercados de Juan Roig sustituirá las bolsas de plástico actuales por otras de papel, rafia y bolsas reutilizables y reciclables. Estas nuevas bolsas estarán fabricadas con 3.000 toneladas de plástico procedente de los embalajes recuperados en las tiendas.

Con este nuevo sistema, el cliente podrá elegir entre hacer su compra diaria con la tradicional cesta de rafia por 50 céntimos, con una bolsa de papel a 10 céntimos o con una bolsa reutilizable y reciclable, compuesta entre el 50 y el 70 % de plástico reciclado, que también costará 10 céntimos.

PRODUCTOS FRESCOS

Además, Mercadona ha instalado un nuevo mueble para las bolsas de plástico que utilizan los clientes en las secciones de frescos. Estará dotado con un nuevo sistema dispensador que reduce el derroche de las bolsas. El mecanismo de reposición es más fácil e intuitivo que el actual, de forma que facilita la tarea al trabajador.

La compañía ha anunciado que está previsto que las bolsas de las secciones de productos frescos se sustituyan por otras de material compostable antes de 2021. La compañía inició una prueba piloto para este proyecto en 2018 con 66 establecimientos ubicados en Valencia, Barcelona, Vizcaya, Cantabria, Islas Baleares, Ceuta y Melilla, y el objetivo es ahora expandirlo por todo el país.

PIONEROS

Mercadona fue la primera empresa del sector en introducir, en 2011, iniciativas para reducir la utilización de las bolsas de plástico de un solo uso, y en 2010, fue pionera en reciclaje de plástico.

En mayo de 2018, otra cadena de supermercados, en este caso la alemana Lidl, anunció que tampoco daría (ni vendería) bolsas de plástico. Según el director general de la cadena en España, Claus Grande, con esta medida dejaban de ingresar 1,5 millones de euros al año.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.