La reclamación de salarios más altos y de empleo estable será el eje central de la manifestación del Primero de Mayo. Según advierten los sindicatos catalanes, habrá más conflictividad laboral si no se aborda ya un reparto diferente de la riqueza. Los líderes de las dos principales organizaciones de trabajadores, CCOO y UGT, Javier Pacheco y Camil Ros, han lanzado esta semana este mensaje, tras admitir que "se nos ha acabado la paciencia", en palabras del segundo. Tal como denuncian, las patronales estarían bloqueando las negociaciones en relación al incremento de los salarios para 2017.

Bajo el lema "Empleo estable, salarios justos, más derechos sociales", las dos centrales han convocado la tradicional manifestación conjunta del Día del Trabajo. Esta empezará a las 11.30 horas en la confluencia de Ronda de Sant Pere con el Passeig de Gràcia y bajará hasta la plaza de Sant Jaume. Los sindicatos aseguran que, tras dos años de crecimiento económico, toca llevar a cabo una redistribución de la riqueza que no deje fuera a la mayoría de trabajadores.

Ante la dilatación del acuerdo estatal sobre la negociación colectiva, CCOO y UGT han augurado un repunte de la conflictividad en mayo para presionar a las patronales y conseguir incrementos salariales por encima del 1 %. Además, los dos sindicatos han instado al gobierno catalán a avanzar para cerrar ya el acuerdo para la Renta Garantizada. Un apunte al que quieren sumar el Pacto para la Industria, así como la recuperación de los derechos salariales y laborales de los funcionarios de la Generalitat.

UN CAMBIO DE POLÍTICAS “SIN EXCUSAS”

El manifiesto conjunto para el Primero de Mayo reclama un cambio de políticas "ya" y "sin excusas", ante la constatación de que la economía crece pero no lo están haciendo ni los derechos laborales ni los sociales. Para conseguir que el aumento de la riqueza beneficie también a la clase trabajadora, CCOO y UGT se declaran "en movilización constante", con el fin de "llevar las reivindicaciones de los centros de trabajo a la calle y reclamar que la voz de los trabajadores sea escuchada y sus peticiones, atendidas".

Entre otras reivindicaciones, los dos sindicatos exigen la derogación de las últimas reformas laborales, un plan de choque para el empleo dirigido especialmente a los parados de larga duración y a los jóvenes, la recuperación del derecho efectivo a la negociación colectiva en el sector público, una apuesta "firme" por la industria y un salario mínimo interprofesional de mil euros. También reclaman que este SMI sea una realidad al final de esta legislatura, además de exigir la implementación inmediata de la renta de ciudadanía.

El tercer sindicato de Cataluña, USOC, ha convocado también una manifestación que saldará a las 12.00 horas de la plaza Universitat y acabará en la plaza de les Caramelles. Mientras tanto, la marcha organizada por la CGT saldrá a las 11.00 horas de la plaza del Àngel con Via Laietana.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.