El Puerto de Barcelona ha registrado un tráfico de mercancías de 3,6 millones de toneladas en enero, lo que supone un aumento del 5% respecto al mismo mes del año pasado. Una vez más los contenedores han tirado de los resultados del enclave y han crecido un 13% hasta situarse en casi 178.000 TEU (contenedores de 20 pies).

El tráfico de contenedores de hinterland, que sirve para medir la evolución de la actividad económica de la zona de influencia del puerto, ha mantenido la línea ascendente de los últimos tiempos. Las exportaciones de carga contenerizada han crecido un 13,6%, mientras que las importaciones suben un 1,4%, a los que hay que sumar el incremento del 5% en el cabotaje con las Baleares y Canarias.

Por su parte, los contenedores de transbordo, es decir, aquellos que son descargados en el puerto y luego se vuelven a embarcar hacia otro destino, han aumentado un 24%. A pesar de que este tipo de carga no tiene un valor añadido, el tráfico de transbordo es muy importante para abrir nuevas líneas marítimas y mejora la competitividad porque aumenta la masa crítica del puerto.

EXPORTACIONES AL SURESTE ASIÁTICO

Las exportaciones han registrado muy buenas cifras en el sudeste asiático, donde ha logrado aumentos de dos dígitos en cuatro países: China (+41%), Corea del Sur (+47%), Singapur (+71%) y Japón (+26%). En Oriente Medio también ha habido incrementos notables con Emiratos Árabes Unidos (+65%) y destaca la irrupción de Irán como uno de los 15 países que más contenedores importan desde el Puerto de Barcelona.

El tráfico de vehículos se ha mantenido prácticamente estable respecto a enero de 2016 con casi 55.000 unidades. La actividad de comercio exterior representa alrededor del 75% del total de vehículo movidos.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.