El Puerto de Barcelona ha cerrado el primer trimestre de 2018 con un aumento significativo en el tráfico de personas y mercancías. Por un lado, se ha superado ampliamente el medio millón de pasajeros (26,5% más que en el mismo periodo del año anterior), y por el otro, se han transportado 786.000 TEU -una unidad que equivale a un contenedor de 20 pies-.

El número de cruceristas que ha pasado por el Puerto de Barcelona se ha aumentado un 33%, hasta llegar a los 299.785. También ha aumentado, aunque en menor medida, el tráfico de viajeros de ferris, un 18%, lo que supone 202.600 personas.

Respecto a las mercancías, el tráfico total en el primer trimestre de 2018 es de 16,5 millones de toneladas, lo que supone un incremento del 18,5% respecto al mismo periodo del año anterior. El crecimiento se registra en todos los segmentos de actividad del Puerto.

AUMENTO MERCANCÍAS TRANSPORTADAS

De esta manera, los contenedores de trasbordo -los que se descargan para volverse a embarcar hacia su destino final- han crecido un 45%, mientas que los contenedores de exportación un 9,6% y también los de importación un +7%.

Durante el primer trimestre, el Puerto de Barcelona ha registrado más de cuatro millones de toneladas de líquidos a granel, con un incremento del 16%, y el gas natural (+26%) y la gasolina (+19%) son dos de los productos que más han crecido.

En cuanto a los sólidos a granel, se han transportado 1,1 millones de toneladas hasta marzo, con un incremento del 31%, atribuido principalmente al buen comportamiento del cemento y clínquer (+105%) y de los cereales y harinas (+55,2%).

El tráfico de vehículos, que el año pasado registró un descenso por los menores volúmenes de producción y exportación de las plantas españolas, se ha recuperado en el primer trimestre, con un crecimiento del 6,2% con 217.187 unidades, sobre todo debido al aumento de las importaciones (+16%), pero también a las exportaciones (+5%).