ARCHIVADO EN:

El legendario fabricante español de motocicletas Bultaco ha entrado en concurso de acreedores (la antigua suspensión de pagos), con un pasivo de 11 millones de euros, tras haber tenido que parar la producción por falta de materiales y liquidez.

Bultaco presentó a finales del año pasado su plan estratégico, que contemplaba el lanzamiento de cuatro nuevos modelos y diseñaba un programa de expansión internacional. La empresa barcelonesa calculó en ese momento que, para poner en marcha el plan, sería necesaria una inversión de alrededor de 50 millones de euros, por lo que comenzó la búsqueda de un inversor.

Durante ese proceso de búsqueda, Bultaco continuó con sus planes, pero antes del verano se vio obligada a parar la producción tras haber tenido problemas de liquidez para el abastecimiento de materiales. Esa situación provocó, consecuentemente, un parón en los ingresos.

Fuentes de Efe han señalado que, a pesar de encontrarse ahora en concurso de acreedores, la compañía es "optimista" y espera que se resuelva todo. En opinión de dichas fuentes, es una "cuestión de tiempo" que Bultaco encuentre un inversor y pueda retomar la actividad.

Según el diario La Vanguardia, el juez ha designado al despacho De Pasqual & Marzo Abogados como administrador concursal.

HISTORIA DE UNA MARCA HISTÓRICA

Bultaco fue fundada por el no menos legendario Paco Bultó en 1958 y desapareció provisionalmente en 1983. La empresa hizo pública en 2014 la vuelta a la producción, 31 años después de su cierre.

Don Paco Bultó, 'paseando' a su nieto Sete Gibernau cuando era un niño / Archivo
Don Paco Bultó, paseando a su nieto Sete Gibernau cuando era un niño / Archivo

Pere Permanyer y Francisco Javier Bultó Marqués, más conocido como Don Paco, padre de Álvaro Bultó y abuelo del piloto Sete Gibernau, fundaron en 1944 la marca de motocicletas Montesa. Don Paco dejó esta empresa debido al abandono de la competición, pues creía que la innovación en las motocicletas estaba íntimamente ligada al mundo de la competición, y fue cuando decidió dar un paso al lado y fundar Bultaco, en 1958, en Barcelona.

Tras una gran crisis en la que el Ministerio de Industria obligó a Montesa Honda a comprar la marca Bultaco, junto con otras marcas como OSSA y Mototrans (fabricante de las Ducati en España), Bultaco desapareció un tiempo como fabricante. Otras marcas españolas como Montesa o Sanglas fueron absorbidas con el desembarco en el mercado español de marcas niponas como SuzukiHonda y Yamaha.

El 17 de mayo de 2014, el mismo día en que se celebraba el aniversario de su fundación y el nacimiento de su fundador, Bultaco anunció en Londres su retorno oficial al mercado de la moto presentando al mundo los primeros prototipos de su nueva gama.

Ya en 2017, por la aceptación que el concepto eléctrico de la motobike había tenido en el entorno offroad, Bultaco decidió lanzar su concepto urbano, la Albero, un ciclomotor eléctrico homologado y que alcanza los 45 km/h.