Si no se puede por las buenas, será por las malas. Así lo han decidido los impulsores de Haibu 4.0 tras las reiteradas negativas del consistorio que lidera Ada Colau y que rechaza la alternativa de pisos colmena en la ciudad. “Vamos a saco, abriremos 17 pisos colmena en Barcelona”, ha declarado el CEO de la empresa, Marc Olivé, en una conversación con Metrópoli Abierta. Por ahora hay tres en funcionamiento, pero la intención es que cada distrito tenga el suyo propio, incluso algunos de ellos dispondrán de dos.

“Ya tenemos todos los locales”, ha confesado. Además de estos 17, están tramitando una licencia a través de una empresa pantalla para construir pisos colmena en un edificio de varias plantas en Barcelona. La ubicación es todavía secreta pero tendrá capacidad para unas 420 personas.

MÁS PROYECTOS DE GRAN ENVERGADURA

Algo más espectacular es lo que planean construir en Badalona, cuyo ayuntamiento “no ha puesto trabas”. Se trata de una macro colmena que constará de piscina, restaurantes, una biblioteca y lavanderías. Dará cobijo a unas 3.440 personas, que no es poco.

El modelo de negocio que rechaza una y otra vez el Ayuntamiento de Barcelona triunfa fuera de la ciudad. “Si a Colau no le gusta el proyecto, no es nuestro problema”, justifica Olivé. Sin ir más lejos, ya han anunciado la apertura de tres colmenas en Mallorca e Ibiza. También llegarán a Sevilla y, en Madrid, comprarán dos hostels que están funcionando y los pasarán a estilo Haibu 4.0 con las mismas tarifas que en Barcelona.

¿FUERA DE ESPAÑA TAMBIÉN?

Luego cruzarán el charco hasta Estados Unidos. “En breves daremos el salto a ciudades como San Francisco, Washington y Los Ángeles”, anuncian. “Ninguna ciudad nos ha puesto problemas”, dice orguloso Olivé. Excepto en Barcelona, donde la tensión se puede cortar con un cuchillo y la empresa ha declarado a Ada Colau “persona non grata para Haibu 4.0”.

Un prototipo de habitáculo en uno de los pisos colmena / MA
Un prototipo de habitáculo en uno de los pisos colmena / MA

Cabe recordar que, en su momento, el Ayuntamiento precintó la denominada Colmena Expo y ese hecho desató la ira de la empresa que recurrió a la vía judicial. “Los Jugados de Barcelona están planteando levantar el precinto en una o dos semanas porque las pruebas que hemos presentado demuestran que no habían 18 personas viviendo ahí”, desengrana. “Ahora el Ayuntamiento tendrá que hacer frente a una indemnización elevada para sufragar los costes”, relata.

LOS OKUPAS, EN CONTRA DE LOS PISOS COLMENA

Sin embargo, el consistorio de Ada Colau no es el único que le hace la vida imposible a Haibu. Según explica Olivé, los okupas de Gràcia (Ca la Trava) han pintado varios comercios del barrio (donde hay una de las colmenas). Por otro lado, tal como adelantó este medio, en la exposición aparecieron pintadas amenazantes, escaparates destrozados y la puerta principal forzada.

Pero los de Haibu 4.0 no pararán hasta conseguirlo. El próximo lunes llevarán a cabo la Operación Caballo de Troya. “Puesto que el Ayuntamiento no se digna a ver nuestros habitáculos, le llevaremos uno para que lo puedan ver y probar”, cuentan. De este modo, saldrán desde plaza Catalunya con su habitáculo móvil hasta plaza Sant Jaume donde se quedarán hasta que les atiendan. “Si hace falta pasaremos la noche dentro del habitáculo”, confiesan. También entregarán flyers y darán información a los interesados.