Dos trabajadoras del Primavera Sound han denunciado que Heineken, empresa de cervezas que colabora con el festival de música, las ha echado por no ser “suficientemente delgadas”. El jueves pasado ambas empleadas entraron a trabajar detrás de la barra y, tras finalizar su jornada laboral, les llamaron para comunicarles que “no hacía falta que regresaran al día siguiente”.

Las dos mujeres apuntan que la empresa las ha sustituido por chicas más delgadas y Heineken, por su parte, desmiente la noticia y afirma en RAC1 que todo se trata de un “malentendido”. Una de las extrabajadoras declara que desde la compañía le dijeron: “Queremos un perfil de chica modelo, más delgaditas”.

SUSTITUIDAS POR DOS MODELOS

El jueves pasado ambas chicas empezaron a trabajar como camareras en una de las barras que tiene Heineken en el festival Primavera Sound de Barcelona. Una de ellas, Anna, explica que una vez acabaron los conciertos de la jornada, los responsables de la empresa les comunicaron que dejaran el uniforme porque se los cambiarían.

Por contra, al día siguiente al despertar la compañía las llamó para decirles que no seguirían trabajando como camareras porqué habían sido sustituidas por dos modelos. “No creo que para estar detrás de una barra haga falta contratar a una modelo. La chica que trabajaba conmigo tiene la talla 36 y yo, la 38”, explica la extrabajadora.

Además, añade que “Heineken nos ha pedido que nos cambiemos, no porque hayamos hecho algo mal, sino porque no somos el perfil de chica que esperaban”. Por contra, fuentes de Heineken desmienten los hechos y aseguran que “siempre trabajamos con personal habitual a nuestra cerveza y a como servirla”.