La sociedad cotizada de inversión inmobiliaria (socimi) Colonial ha comprado un edificio de oficinas ubicado en la avenida Diagonal de Barcelona por 37 millones de euros.

En la actualidad, el inmueble está alquilado en su totalidad al Departament de Medi Ambient de la Generalitat de Catalunya, que se supone tendrá que abandonar el edificio y buscar nueva ubicación, ya que Colonial tiene previsto realizar una rehabilitación integral que permitirá crear “uno de los edificios de oficinas más emblemáticos del eje central de negocios de Barcelona”.

El edificio cuenta con una superficie de 5.800 metros cuadrados sobre rasante y 1.200 bajo rasante divididos en una planta baja y nueve pisos.

En concreto, el edificio está situado en el número 525 de la avenida, en la confluencia con la de Sarrià, en pleno distrito financiero de la Ciudad Condal, según ha informado este jueves la consultora inmobiliaria CBRE, asesora de la operación.

El director de Mercados de Capital de la firma, Xavier Güell, ha señalado a Efe que “esta operación ha sido la primera de un trimestre que será especialmente bueno para el mercado de oficinas en Barcelona".

La previsión de CBRE es que entre junio y septiembre, se acumularán cerca de 400 millones de euros transaccionados.